- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009

Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 


 

  Guías culturales

POEMAS


Por Lucevan Vagh Owen Berg
angelus78_00@hotmail.com

 
FRAGMENTOS

"Me gustas cuando callas
porque estás como ausente
y me oyes desde lejos
y mi voz no te toca..."

(Fragmento de Poema - Neruda) - Angelus... a Pau


"Si gustas cuando callo
haré de tu vida un silencio
y si de sueño y palabras recibo un beso tuyo...
construiré un planeta donde lluevan letras
para construir frases para ti,
y cosechar esperanzas para soñarte..."

(flor_de_liz ) - Paulina Parra Maureira - Pau a Angelus...


"En un beso, sabrás todo lo que he callado..."

(Frase - Neruda) - Angelus... a Pau

POEMAS

Y besé tus ojos,
que miran un sueño eterno,
y besé lo eterno
cuando vi tus ojos.

Besé lo que miras,
porque es vida lo que anhelas,
besé tu anhelo
pues de eso tu respiras...

Besé tus labios,
porque es la cuna de mis letras,
Y besé mis letras,
porque llevan tu aroma.

Besé tus tiernas manos,
que guían inspiraciones
de tu alma pura,
besé tu suave alma,
que dejó pura mi esperanza
envolviéndome
de inspiraciones tuyas...

Besé tus besos,
recogiendo las huellas
de tu amor guardado,
besé tu amor,
pues, muestra de ello
tú dejas huellas en mí...

Besé tu mente,
donde nacen
los versos pendientes,
y besé tus versos
que alfabetos ordenados,
hacen de mí
un perdido enamorado...

CONTESTACIONES

A Gabriela Mistral

Los suicidas, duermen desvelando su vida,
boca, sienes, manos y ojos, todo hecho herida,
van envanecidos pensamientos mudos extrañamente;
los suicidas, duermen desvelando su muerte
y quedan durmiendo con el llanto de ilusión sumergida
entre horas de estertor, cuando expira de repente.

No es que llegue después de que los hombres se han ido,
y no es necesario bajar los párpados a su suerte
cuando los ojos se hallan fijos hacia la muerte;
y el dolor de los órganos, es tan parecido al silencio
que no es necesario el rito de las manos sobre el pecho,
cegado quedó la mordaza del ruido en el hecho,
no es que llegue después de que los hombres se han ido,
es que los hombres, llegan mientras yo les espero.

Es agonía lo de las rosas sobre las tumbas, es agonía...
y heridas fueron al ser cortadas en su alegría;
amargo el dolor, dulce el respiro, es el encanto
apagando y retorciendo, estrujiendo en memorias
a la fronda envejecida, lastimera y de espanto;
y si el rosal dejado, lleva un color no nato,
es por llegar a su destino, un lecho ajeno...

yo respondo, Poetisa: No hay largas heridas
ni aire en calma, ni de alas enloquecidas su crepitar,
y el alma intacta, no sabe de vanas huidas,
ni puerta mojada, pues solo llega al despertar
suplicas de liberación al romper el alba;
no hay sentidos, solo luz del alma en la eternidad.

Es el aura indefinida y vedada a mi redor,
y el firmamento es infinito de luces despiertas
que llevan el nombre en la numen del esplendor;
mi corazón, con murmurios de emoción desierta
lleva la imagen solazada de las almas yertas,
y no hay gritos ni pavor, ni monstruos florecidos,
no corazón dormido, solo pasos bendecidos.

No hay rayos de sol, solo luz divina en su interior,
y fueron dejadas con el cuerpo, las marcas terrenales
en el juicio y en la entrada, de este mundo superior;
las almas de los suicidas, vienen a mí a raudales,
ellos, llevan mi bondad en plenitud en su mirada
y mi calma no lleva preferencia ensimismada
pues mis ojos ven, y oyen mis oídos, y sienten mis entrañas
y es que las almas de los suicidas, no son extrañas,
no ajenas a mi, yo soy de todos, la morada...

sea por error, sea por malicia, el hombre es hombre
y siendo Dios mortal, solo verá justicia
hasta que el amor reine en si, y cuando por amor me nombre,
amor seré, Poetisa, amor seré como caricia.

¿Hay mano dura, que la dulzura no ablande?
Dímelo tú Poetisa, que has sabido alcanzarme,
yo soy catarata, vértigo, aspereza y ande,
soy el vaso de los nectarios, donde suelen amarme.

Llámame amor, llámame justicia, llámame señor,
Yo te llamaré, mi Poetisa...

ELEGÍA A LA LOCURA

¡Oh Dios mío!
¿que he hecho de la vida
que siendo ajena y oscura
me robé del manantial
tres piedrecillas y arena pura?

No sé si fui honrado
cuando comí del pan ajeno;
me han mirado y señalado
¡Que me miran! Yo les digo
y se ríen, juntos, conmigo…

Cuida de esta gente
que el estruendo de su mente
los llevó a la locura
y ahora que voy a gran altura
alcanzarte es mi zumbido
con mis alas de amargura
pues aún me siento herido
de esta vida, de esta gente;
oigo un silbido y no es mi mente
¿Serás tu Dios mío?
¿Serás tú el gozo frío?
No lo creo, sigo vivo
¡Que me miran! Yo les digo,
ellos ríen, juntos, conmigo…
y mi grito incontrolable los espanta
pero río, yo me río.

Llega la noche, llega
es un poste mi lámpara que alumbra,
y la lluvia mi frazada
¿Mi casa? Mi casa en el mundo
Y soy yo el dueño.
pregúntale a Dios, el me lo dio

Tengo grandes y hermosos jardines
con fuentes de agua clara
y a veces sueño
sueño que me persiguen
sueño que me miran, me señalan,
yo les digo susurrando:
¡Que me miran!
Y me río, yo me río.

Despierto llorando,
pero despierto,
recuerdo cosas del pasado,
muy graciosas las que pasaron
corte a mi hermano en su rostro,
el mundo se detuvo
y me vi en la desgracia
con el vidrio en la mano.

Corrí, lejos corrí,
con las manos ensangrentadas,
¿Era Dios quien me buscaba?
y fue la luna quien le avisó,
ella sabía donde yo estaba.

No pude ver a Dios
la vergüenza me delataba
mas él me perdonó
y me dio el mundo
a mis libres anchas.

Despierto, duermo despierto
y duermo, casi siempre duermo
y mi cuerpo, errante de paso lento
queda como estatua inmóvil,
monumento al hombre,
miro fijo al que me mira, quieto, fijo,
el viento pasa y lo siento pasar,
las aves se posan en mi, encima, sobre mi,
yo fijo y la mirada,
una risa me lleva al borde de transeúntes
desabordándome en la nada,
¡Que me miran! Les digo susurrando
Yo, me río, solo río.
y mis sentidos me llevan al llanto
hasta quedar inmóvil en mis venas.

Veo tres ángeles bajando del pegazo,
van de blanco vestidos,
ellos dicen: Dios nos a enviado,
yo creo que los envió el diablo,
y me alejan de mi casa

Mis jardines y mis fuentes de agua clara
los intrusos se lo llevan,
me llevan con gente extraña,
ellos me miran, me señalan
yo les digo: ¡Que me miran!
Y se ríen, juntos, conmigo…

Oh Dios cuida de mi casa,
Mis jardines, de las fuentes de agua clara,
y la imagen de mi reflejo en el agua,
cuando veía en la fuente me decía:
así será hijo mío, así será,
Dios se ríe, juntos, conmigo.

Cuatro paredes blancas que me observan
yo las miro
uno, dos, tres, cuatro pasos y regreso,
de ida, de vuelta, y regreso,
ellas no me hablan, solo observan
yo… yo me río.

El llanto que me invade apresurado
me lleva a la inconsciencia del sueño
y en el sueño susurrando
¡Que me miran!, yo les digo,
Y se rien, juntos, conmigo…

Despierto llorando, pero despierto,
ahora solo camino de un lado a otro
y soy vaivén de risas celestes y amargas.

¡Oh Dios mío que me has hecho!
que en la mente a mi me dicen:
siempre lo supe, y nunca me envié ángeles,
nunca hijo mío, nada.
y Dios se rie, juntos, conmigo…

SÓLO PARA TUS OJOS

(A Paulina Parra Maureira)


Yo atado a tu mirada comprendía
tu sonrisa que en mí engalanaba,
la virtud de tus palabras deseaba
con el beso que de ti amanecía.

La alborada esperaba avecillas
desplegando el fulgor de tu mirada
tu caricia despertó las florecillas
con susurros de pasión enamorada.

Y los trinos de avecillas se acercaban
desde el sueño destellado lentamente
envolviendo en tu aura y en tu mente
la fragancia que las flores culminaban.

A mi lado te encontraba con ternura,
yo volaba y regresaba con locura
a tus labios a tus ojos y a tus brazos,
entre lirios tu sonrisa y mis pasos.

Hoy mis ojos te adoraron luminosos
en el mundo del ensueño y la distancia
te abracé y te besé con mucha ansia
recordando de mis besos en tus ojos.

Y perdí de tu camino mi razón
admirando tu hermosura que es mi encanto
y no me importa si es que pierdo el corazón,
las aves trinan el cielo es claro y yo…

Yo solo canto.

Canto con la brisa de tu aroma
que me abriga en su latir,
en la esencia de estos versos
y en tu alegre compartir…

CAMILA

(A Camila Fernanda Medina Bascuñan)


Procuraré que mis besos te lleguen al alma
y aunque el dolor triste y eterno me robe la calma
seré yo quien mate tu melancolía innata,
seré yo, quien reviva tu alegría, la que te ata.

Eres tormenta de cementerios, mi cruel huesa;
tú, rosa negra, tan niña y con tanta belleza,
tus espinas, no me duelen si las llevo en mi pecho,
y aunque el dolor murrio, me apague y me lleve al lecho
seré yo quien muera, por tu risa de niña mía,
y seré yo, quien viva deshojado por la agonía.

Procuraré que mis besos, te lleguen con delirio,
silencioso y tibio, sentenciado a ser cariño,
y cuando tenga del dulce de tus labios lo mío,
volveré con la grandeza pura de ser un niño,
seré yo quien devuelva tus pasos perdidos
extraviando los míos por los besos compartidos.

Eres otoño cuando respiras y no estás
y son tus lágrimas, ilusiones mudas de oro;
tú, tan pequeña, bella y abstracta de gran tesoro,
que guardas senderos de llantos extraños, y no estás...

Procuraré que mis besos iluminen tu alma
con el fulgor de la estrella, acechando la mañana,
a sangre viva, borrando las huellas de mi palma,
con la mirada hecha manantial, en la que emana
reproches del olvido, memorias socavadas,
por los besos prohibidos, por las flores fustigadas...

Eres lluvia azul, en las noches de mis anhelos,
y tus ojos, luceros de amor, son flagelos
que acarician, devorando con pasión constelada;
y los astros que suspiran, y la luna ruborizada;
tú, ángel de sueños con alas blancas en mi lejanía,
yo, ángel siniestro cortando al tiempo, su mirada y su felonía.

Procuraré que mis besos te llenen de calor
dejando mi palpitar en tus labios de grana,
y el rumor de la noche, jubiloso y sin dolor,
devolverá tu sonrisa, por la mañana.

Eres beso vespertino y el albor de lo inminente,
de hermosura encadenada a lo infinito,
marchitando eternamente lo bendito
con murmurios de ternura incandescente.

Procuraré que mis labios, olviden el dolor
de estar cansados de tantos besos, con el fulgor
de los tuyos, con el encanto de su pureza
y sellar mi nombre con tus labios de cereza;
entonces sabré, que sigo vivo, pleno e ileso,
listo para morir a la luz del alba cegadora,
y si mis labios se cansan, entonces no hay aurora
y los besos prosiguen, y solo se eternizan
en la danza que los envuelve silenciosa.

Y serás como la frágil rosa susurrante,
de alegría luminosa, de corazón radiante,
de vivir indomable, desdoblando tus latidos
en la blanca noche de silencios desterrados
abrazando el firmamento de mis ojos, mis sentidos...

Procuraré que mis labios, no olviden de tus labios
lo divino, y respirando tu inocencia eternal,
de insaciable rendición, en la cúspide vacua
de mi piel desnuda; y sabré guardar de la nada,
los instantes puros de tu boca, prohibidos
besos que llevan tu esencia engalanada,
y en mis venas, dormirá el tiempo escondido,
como aristas del desvelo en la vertiente
esperando la verdad de tu alegría que violante,
escapa por el mundo siendo vida como el llanto,
siendo muerte como cielo en el negro manto.

Procuraré que mis besos te sean reales
entre los sueños que calan tu almohada,
y mis alas abrazando a las tuyas, como señales
quitará la venda del sueño eterno en tu alborada,
y jamás conocerás la pena de vivir en la ausencia
teniendo de los besos y mis labios la inocencia…

Procuraré que mis besos lleven tus caricias,
las que un día fueron mías, en las noches de destello,
y partiendo de mis sueños, quemaré el tiempo bello
con las lágrimas de una despedida, no arrepentida.

Y serás la niña del verso, hecha mujer beso
en la semblanza de mi poética, del embeleso
y en la hoguera de mis entrañas, la añoranza
de un despertar dulce, el recuerdo de la esperanza.

Procuraré que mis besos sean ilusión tuya,
realidad mía, y serás en los sueños
la emisaria de mis besos que son tuyos,

Procuraré y serás, y yo esteré…

UN PEDIDO

Si dentro de mí
la comprensión de la existencia,
se resume en la felicidad mágica e intensa
de cada momento a tu lado.

Por favor, concédeme
unos instantes más de tu paciencia,
para que allá afuera
pueda ampliarse
el discurso completo
de la sabiduría
que quiero encontrar.

MENGUADO UN ALMA

La visión palpitante...
el techo borroso...

Es el miedo del alma doble,
que se aleja
y concibe en arrollo rojo
a la muerte.

Padre nuestro en boca atea:
un recurso de perdón y salvación,
pero ni aun así
el vientre al dolor
no pelea...

¿Qué pude haber hecho
para que el agua limpiadora,
no se lleve los restos de una parte
que de a pocos amé?

Débil al deseo y a la vida
con el silencio al lado
termina todo,
con una sonrisa y un beso...

Al final concluyo:
“Qué miserable aventura.”

UNIVERSO

No importa como lo llamen,
porque lo que creemos de él
nosotros lo inventamos.

Ustedes lo llaman universo.
Yo lo llamo todo…
Yo lo llamo nada…

Y sin ser hombre de ciencia,
me invento las palabras inventadas
para llamarlo eternidad.

ETERNIDAD

Cierra los ojos, percibe…

¿A qué te sabe el universo?
A ladridos de perros
a olas de mar
incluso al avión que musita al pasar,
a eso me sabe.
Humanidad, divinidad.

Puede ser negro, rojo,
o azul como lo pintan algunos.

Tiene el mismo sabor metálico
que cuidan en sus entrañas las mariposas nocturnas,
y la misma textura de sus alas de seda.

Pero más allá de todo eso,
percibo que el mismo sentido, soy yo;
hasta lograr ser abandonar el cuerpo
hasta lograr mimetizar con el aire
con el espacio
con el tiempo
hasta lograr ser universo
ser nada;
donde no hay ojos que ven
ni nombres que saber.
Me veo…
y veo que soy nada comparado con el universo,
puedo ser el espejo consciente
de una imagen inconclusa.

Si quiero acercarme a algo
a alguna definición inexperta,
entonces diría que soy
apenas un minúsculo punto
en el punto de la costura del polvillo
que navega en el aire, sin brújula ni mando,
y eso es poco para tan inmensa vastedad
de apariencia desértica y sombría.

Desde aquí,
el viento solo es el protector de las estrellas
porque no la muestra fija, real, callada…

Es muy noche y,
pareciera que el canto de uno de los grillos ocultos
fuera la voz de una de esas estrellas lejanas aun,
y que en coro, llaman a la eterna inmensidad.

Si hay movimiento alguno…
es muy sigiloso y apenas perceptible
como el silencio alrededor.

Muchas veces ese silencio fue mío;
y el pensamiento ordinario lo confundió
con debilidad del cuerpo.
Ahora sé que no fue así.

Desde allá, mas cerca…
la vida abunda en el sol y por el sol,
lo demás
somos reflejo de algo que flota perdido,
como una semilla que germina,
como algo que empieza a aparecer
de entre la nada.

No todos viven o mueren sabiendo esto,
no todos prueban con los sentidos
lo que nos rodea, lo que nos absorbe;
tan cerca de nuestros ojos…
tan dentro de nosotros mismos…
tan lejos, donde pertenecemos…

Porque soy una fiera de intuición arrebatada.
Porque soy el onagro que lo ignora todo, en evolución.
Porque soy el insignificante insecto, mas importante de la existencia.
Porque soy el águila que se lo comió.
Porque soy una iguana, apaciguada, paciente como la piedra.
Porque soy lo verde que nace, oscuro y marchito que muere.

Porque soy un grano de arena entre eternidad.
Porque soy una gota de lluvia entre eternidad.
Porque soy una hoja de otoño entre eternidad.
Porque soy una célula imperfecta entre eternidad.

Porque soy hombre, humano
y la fuerza natural que lo rige.

Porque somos unos en infinito.
Porque somos infinito en uno.

Vivo de la forma en que vivo.
Muero de la forma en que muero.

Volver al Rincón del Poeta...

 



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online