- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009


Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 

  Guías culturales

RELATOS


Por Lucía Ortega


DIARIO DE UN CORAZÓN

No sé por qué yo me tengo que sentir mal. En realidad yo no le he dado ninguna esperanza. A cada pregunta comprometedora le daba una respuesta claramente negativa. Quizá no se debe ser simpática con nadie. Quizá mi forma de ser simpática no es la adecuada. ¿Qué hago mal? Porque intentó besarme… Yo diría, que si no hubiera apartado la cara me hubiera besado. ¿Fui muy brusca? ¡Pero cómo no lo iba a ser! ¡Me estaba metiendo el morro! Un abrazo sin achucharse demasiado es aceptable pero un beso en la boca nunca puede tener otro significado que no sea el obvio.

Igual se siente rechazado y ya no quiere volver a verme. Y a mi me debería dar igual, pero en realidad me apetece estar con él. Sólo un rato, claro. Pero necesito aclarar con al menos una mirada lo que realmente sucedió. ¿Me haré yo ideas extrañas o quizá estoy suavizando algo más evidente para cualquier otra personal? Todavía no entiendo o no quiero entender el comportamiento humano.

No creo que deba hacer nada al respecto pero, qué boba soy que no me quedo tranquila. Probablemente la semana que viene cuando se vaya, me olvidaré de este asunto y es bastante previsible que no le vuelva a ver en meses o quizá nunca más. Pero; si hiciera algo, ¿me arrepentiría toda la vida verdad? Quiero decir, si le hiciera algún comentario al respecto o le insinuara algo, es seguro que lo estropearé aún más, porque, no puedo insinuar algo que no quiero hacer y tampoco tengo porque rechazarle más rotundamente. Es más que evidente que ya se dio por enterado, sino, ¿por qué me respondió que no, cuando le dije que la próxima vez que volviera podría volver a jugar? ¿En qué estaba pensando que no era tenis? Bueno, pudo entender realmente cualquier cosa. El caso es que su cara era de mucha seriedad. ¿Realmente creía que una muchacha de 23 años, con novio más que formal iba a arriesgarlo todo por un señor de cincuenta y muchos, extranjero y al que no iba a volver a ver en meses o quizá nunca? ¿Era tal su presunción? ¿Será, pues, la mía?

Volver al Relatos Cortos...


        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online