- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009

 

Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 

  Guías culturales

Chillida, (Catálogo de exposición), Fundación Marcelino Botín


Por María Jesús Blasco Sales
maje_su@yahoo.es

Chillida, (Catálogo de exposición), Fundación Marcelino Botín, Santander, 2006. 183 páginas con ilustraciones en color.


La muestra, homenaje al genial escultor vasco, fue promovida y coordinada por la Fundación Marcelino en cuya sede se exhibió entre el 6 de abril y 11 de junio de 2006. En esta exposición se presentaron 113 obras pertenecientes a la colección permanente del Museo Chillida-Leku fechadas entre 1948 y 1999.

La evocadora y sutil producción artística de Chillida parece haber inspirado el diseño y configuración del presente catálogo que recopila en cada capítulo los textos de prestigiosos intelectuales, entre los que se cuentan filósofos, poetas y coleccionistas de arte.

El catálogo ha sido estructurado en base a la materia y técnica utilizada para la ejecución de las obras expuestas, por ello “Hierro”, “Alabastro”, “Tierras y Gravitaciones”, “Dibujos y Collages” y “Grabados”, son los títulos dados a cada capítulo del trabajo.

La primera sección: “Hierro”, está precedida por un texto del insigne filósofo y ensayista francés, Gaston Bachelard (Francia, 1884-1962) titulada “El cosmos del hierro”. El escrito, a modo de ensayo, ahonda en la noción de “forja creativa”, en las ideas que exige la revolución estética de Chillida, haciendo una rotunda reivindicación de la creación en sí misma: Tenemos que descargar al hierro de todos sus cometidos tradicionales, de todas sus obligaciones utilitarias. Con el hierro, el artista no está obligado a crear objetos. Tiene que hacer “obras”, sus obras. Este artículo fue publicado por el autor en la revista Derriére le Mirroir, números 90-91, editada por Maeght Editeur, París, 1956, con motivo a la primera exposición que Chillida hizo para la galería Maeght de París.

“Alabastro” se presenta con un texto del poeta y ensayista Octavio Paz (México, 1914-1998) que por su brevedad y sobre todo por su calidad, decidimos incluirlo íntegro a continuación, junto con otros fragmentos del resto de capítulos, para acercarlos al lector y darle la oportunidad de disfrutarlos sin necesidad de remitirse al catálogo, que no obstante, no quepa duda, recomendamos encarecidamente a todo aquel interesado, especialista o sensible al arte contemporáneo:

El silencio se vuelve alabanza. Aquello que no se puede decir, lo indecible, el espacio puro, sin propiedades y sin límites. Fusión de lo material y lo espiritual: la luz que vemos con nuestros ojos de carne poco a poco se disuelve con una claridad sin orillas. Las esculturas de hierro, madera, granito y acero fueron trampas para apresar lo inaprensible: el viento, el rumor, la música, el silencio –el espacio. Las esculturas de alabastro no intentan encerrar el espacio interior; tampoco pretenden delimitarlo o definirlo: son bloques de transparencias en donde la forma se vuelve espacio y el espacio se disuelve en vibraciones luminosas que son también ecos y rimas, pensamiento.

De su amigo y escritor Jacques Dupin, (Privas (Francia) 1927) es el escrito correspondiente a “Tierras y Gravitaciones” bajo el título “Lo profundo es el aire”, un texto de años atrás traducido por Kosme de Barañano que toma el nombre de una serie de esculturas que Chillida esculpió, inspirándose en un verso de su también amigo Jorge Guillén. Para Dupin algo casi mágico, insondable, inefable se fragua en las manos de Chillida. Su ingenio, su técnica, poseen la virtud de transformar en objetos artísticos la materia más humilde. Las esculturas en tierra chamota de Eduardo Chillida primero son volúmenes llenos, masas de tierra húmeda, pero a escala del cuerpo, al alcance de manos, hechas por ellas. [...] El hueco, la hendidura, el trazo laberíntico y la trama de una desarticulación chillidiana del espacio obran para la metamorfosis y la transfiguración de un fragmento de tierra en escultura.

Franz Meyer, (1882-1975) banquero, coleccionista de arte, anticuario, fotógrafo, viajero y jardinero firma “Notas sobre los dibujos de Eduardo Chillida” que presenta la sección dedicada a los “Dibujos y Collages”, series en ningún caso menores a otras producciones del artista, los trabajos sobre el papel no son una simple añadidura a la escultura; ellos constituyen un territorio autónomo de la creación en el que el artista no se manifiesta menos inspirado y soberano que en el de la escultura. De nuevo, el texto publicado en 1970, se rescata de la revista Derrière le Mirroir, esta vez correspondiente al número 183, pp. 3-11.

Edmond Jabès (El Cairo, 1912-1990) una de las figuras esenciales de la poesía europea del siglo XX, confiesa en su “Pequeña reflexión al margen de la obra de Eduardo Chillida” como, dos experiencias personales con el escultor vasco le llevaron a la devoción absoluta por su estética y su obra. A lo largo de una vida, quizá existan algunos segundos que a veces escapan del tiempo: un grito, una palabra sangrienta que el tiempo por sí solo no pudo contener. Son el don más doloroso –y también más precioso- que la criatura pueda ofrecer a la eternidad. ¿Cómo imaginarlo? Como un hilo rojo desbordando la frontera trazada por él en el espacio; apenas un trazo de sangre rápidamente ennegrecida y tan rápidamente desvanecida que no se le distingue más. Fronteras de lo visible y lo invisible. En estos límites encuentro a Chillida. ¿Por qué? –Tal vez a causa de dos experiencias que me permitió compartir con él.

Concluyen esta magnífica publicación su Biografía y el Catálogo Técnico de las obras expuestas. Si el resto del volumen se ha dedicado a la obra del escultor, en el capítulo dedicado a su vida, se relata su biografía año a año, como si de un curriculum vitae se tratata, eso sí, ilustrado con interesantes fotos de la “vida” del artista, fotos de Chillida trabajando en su taller, de viaje junto a sus amigos, recibiendo alguno de sus múltiples premios, junto a figuras míticas de la historia del arte como Georges Braque, Chagall, Alexander Calder o Joan Miró y junto a los Reyes de España en la inauguración del Museo Chillida-Leku en el año 2000.

Sugestivo e inusual catálogo, repleto de pensamientos, reflexiones y visiones reveladoras que nos hacen ver la obra del gran artista con otros ojos, con la mirada de aquellos que lo conocieron, lo entendieron y lo exaltaron. Un buen trabajo que como la obra de Chillida no dejará impasible a nadie.

 

Volver a Trabajos de investigación...

 



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online