- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

 

  Guías culturales

POEMAS


Por Roberto Javier Rodríguez Santiago
giovaniccio@yahoo.com

 

A VILMA

¡Ah, mi atesorada niña!
Si llegases a ver mi entraña
vacía de felicidad, mi vida
por todos los suelos arrastrada…

Es que no encuentro un vacío
más pequeño al gigantesco mío.
Mis mayores anhelos románticos,
mis sueños más bellos y fantásticos,

el mayor encanto que me hechiza,
es tu ternura de niña, tu risa
madura de dama segura
que no remueve ningún viento ni brisa,
excepto el mundo incompasivo de prisa
. ¡Te amo, Vilma, hasta la locura!


AMOR EN TIEMPOS PERDIDO

Alguna vez
soñé tu tez
en la fogata encendida
en medio del otoño sin remedio
y su cantata
de brisa impetuosa
en corriente irreversa.
Y recogí de la llamarada
tu último beso,
algo embeleso
mi esqueleto...
¡Y tu último beso
como amuleto
en mi vieja alma arrugada!

POEMA DIFÍCIL

Si alguna tarea
al poeta marea,
no es la de apóstol
en el pórtico del sol,
ni la de perfumador
del celeste esplendor,
ni de buen métrico
en verso doméstico...
la tarea, poeta
humano, mi poeta
hermano, es el fondo,
silencio redondo
del golpe de la vida
en agitada nada.

POESÍA PARA NOVATOS

Advertencia ofrezco
a novicia poesía:
no es la pedantería
ni en el febril métrico empeño
donde poesía
y vida hallan armonía...
¡Sino en humano zoco!

PRECAUCIÓN

Ten cuidado que uno
de tus ojos
no sea un espía
bien acostumbrado
a tu rostro
esperando clavarte
el puñal ardiente
detrás de tu grito
con tu cabeza abajo
y tu otro ojo en el exilio.

EN EL PRINCIPIO

En el principio, yo era un destello de agua
parpadeando en el pétalo,
cuyas alas dulcemente
se mecían en el aire.

Efímero como todos los destinos
acribillados despiadadamente por los vientos,
me declaré ojo en la punta de la piedra
guardando para mí el virgen dolor con voz muerta.

Así, aún lazarillo, me martirizó
el yugo antropófago del sol en vuelo.

 

RESPECTO AL PERDÓN

“no perdono a la tierra ni a la nada”-Miguel Hernández

Lloro aún la mañana aquella,
cielo beatífico soñando
espléndidas nubes por sus ojos,
ausencia del gentío…

Pero de ti me nacieron
dos ojos dolorosos,
como la espina a la yema
de los dedos.

Fuiste miel en mis manos;
cicuta en mis labios.
Fuiste seda en mis mejillas;
sangre en mis encías.

Fuiste para mí
todo lo que una mariposa
anhela en primavera.
Fuiste.
Te fuiste.

Ahora el árbol, ante el otoño,
llora sus hojas secas en mis ojos.
Es tarde para hacer florecer
mis besos en tus mejillas, es tarde.
Si algún día te sorprendiese
el abismo, mis manos se extenderán
hacia las tuyas tan ausentes de fuego
como el corazón que de ti tengo.

FLECHA DE CUPIDO

Cuando se es flecha de Cupido
y se espera cumplir su destino,
¡qué el brazo diestro tenga buen pecho
para unir buenos amantes a fiel techo
y, si no, es preferible hacer algún amor
antes que caer sin ser presa ni depredador!

 

Volver al Rincón del Poeta...

 



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online