- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus


POEMAS

Por Susana Robles

POEMAS

1
Cayeron hojas
Reciente otoño cae
Como el fantasma.

Adiós fantasma
Al que tanto anhelaba
No sé quien eras.

Ante mi vida
Espuma inalcanzable
Soy esta aurora.

Mi cuerpo suelto
Sol radiante de viento
Hacia el olvido.

Despojado de aquel
Saco de nubes negras
El frío es cálido.

Enteramente
Entera regreso a mí
Donde tú no estás.

Al alba vestido
El otoño desnudo
Y yo vestida.

2
Alta marea,
Fuerte, flor, hielo, nada.
Noche y día.

Baja marea,
Agua que viaja lejos,
Solo su cuerpo.

Noche y día,
Viajes, flor, hielo, nada.
Entrega su alma.

Luz, oscuridad,
Aran trigo al vientre
Seno de caña.

3
.No importa si estás
Lejos o cerca de mí
Pero sé que estás.

Refrescando aire
Cuando el polvo es tan negro,
Manchando al negro.

Regalando paz
Cuando la guerra es guerra
Tu buque blanco.

Concedes amor
Cuando el amor es amor
Respirándote.

Regalas libre
Cuando el ser libre es libre
Marino solaz.

Sin olvidarte
Cuando no te olvida el olvido
Recuerdas tanto.

4
Voy a pelear
Por este sacrificio
Inalcanzable.

Vuelan estrellas,
Viajan ya muchas lunas
Amanece el sol.

El reloj corre
Ya las hormigas se van
Las canas vienen.

Y yo sigo aquí
En mi olor a sándalo
Dónde empecé por ti.

Cuánto trabajo
Si una dicha finaliza
Una gran pena.

Respirar amplio
Imaginado nada
Solo alegría.

Si el terciopelo
Me acaricia algún día
Soñaré que soñé.

5
Cuantos pájaros
cantaban en la aurora
una noche de Mayo
encendido.

Cuántos pájaros cantaban
en el horizonte
a la brisa de los ojos
que no vimos.

6
Si tu pudieras
alejarte, aroma,
de mis pétalos.

Quiero sonreir
a tu salud de mi alma
ya no te acuerdas.

Navego mucho
entre miles de mares
y siempre estás tú.

Tal vez equivoqué
mi destino norteño
allí no estabas.

Por más que espero
caer las hojas muertas
para pisarlas.

Jugar con ellas
mimarlas, tal si fuera
mi último cuerpo.

Mis labios besan
perdidos en la noche
pero trascienden.

Azucena fiel
sin ser tuya, ni naddie
puede culparme.

Si pudieras
extrañarme, como soy
sabrás quien eres.

Si tu pudieras
¡ay si tu quisieras hoy!
no esperes el alba.

 

 






        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online