- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus



 

  Guías culturales

POEMAS


Por Víctor Corcoba Herrero

 

PASIÓN TAN VIVA

Hay un aroma que me recuerda los labios amados.
Y un universo que me eleva a tus ojos cerrados.
Y un camino que me conduce a la brisa del verso.

Lo nuestro germinó en primavera como la primera flor.
Ahora todo vive en los labios del aire
y en los sueños del viento.

Pero el amor vive, nunca ha muerto.
El amor revive tanto la ausencia que la hace presencia.

Quedó prendido para siempre en la luna de los deseos
tu sonrisa creciente de palabras
y tus silencios menguantes de voz, que no de hondura.

Porque el amor, nuestro amor,
más que una aspiración fue un apetito de ideales,
un firmamento de apetencias con pasión tan fuerte
que todavía hoy salgo a buscarte en cada estrella
y te encuentro como siempre tan cercana y tan mía.

QUIERO LO QUE QUIERO

Si la luz del verso es el amor,
como así es,
quiero despertarme poeta;
dejadme al menos,
aunque esté mal visto aquí abajo,
ser lo que quiero ser,
parnasiano antes que mundano.

No puedo más,
a pesar de vestirme de mundo,
me adormecen sonrisas fingidas
que recibo en el buzón del cuerpo a diario,
besos sin poesía en los labios,
lenguas sin lenguaje que decretan asaltarme,
como clavos que se clavan en la boca del alma.

Ahora dicen que tras los inviernos
gélidos viene una primavera cálida,
pero no hallo sol que me caliente por dentro
ni luna que me haga soñar,
y es que la rosa es sólo un mero trozo de papel.

Busco abecedarios desesperadamente,
donde avivar el caudal de sentimientos,
a veces son tan vacías las palabras
que preciso poblarme de musas inventadas.

Hoy quiero amanecer poeta
y que seas tú el lector que me resucite,
mañana espero ser poesía
y ganarme el cielo contigo.
Tomar la paciencia como tino
y la esperanza como tono ya es un paso.

VICIOS

Los vicios del aire en el aire vienen.
Los vicios del mar en la mar viven.
Los vicios de la tierra en la tierra anidan.
Lo diabólico es que se adueñen del hombre,
le vacíen el alma, y el hábito del mal
obre hasta perdernos en un vuelo sin corazón.

Cada caminante ha de saber
qué camino ha de tomar, qué camino ha de vivir.

Nadia se llame a engaño, pues, ¡todo vino
por el hombre y al hombre vuelve!,
porque cada andar es un arteria de trinos,
unas veces despierta primaveras
y otras adormece la virtud de ser la rosa.

Todo es camino para sí con los demás,
con los demás para sí,
en este ruedo de luces, en esta rueda de sombras.

LO QUE AL MUNDO LE FALTA Y LE SOBRA

Al mundo le falta que el batallón
de los humildes tome la tierra
que han acomodado para sí
la legión de soberbios encumbrados.

También le sobra al mundo
plazas en los que la venganza
se sirve como menú de héroe
para cerrar heridas abiertas.

Y es que las personas todavía
destruimos más que construimos,
ponemos armas en vez de alma,
y la sabiduría al servicio de la maldad.

Deberíamos saber otros saberes.
Saberes que nos hermanasen.
Sólo así las cuerdas de la existencia
pueden conjugar poesía con paz.

Por uno mismo empieza el bien,
a fuerza de amarlo se llega al punto,
donde a nadie le falta nada
y donde nada le sobra a nadie.

En esta ponderación está la luz
que se precisa para leer la vida ,
y descubrir que para ser feliz,
antes hay que volverse corazón.

Un corazón que no siente
se aletarga, y el amor lo embarga,
que es lo que ahora parece
envolver a este globo deshumanizado.

AMIGOS BUSCO PARA DIVIDIR PENAS

Deseo unirme a los amigos,
por más que la sociedad nos desuna.

Un amigo con el que vivir,
más que consumiendo las horas,
compartiendo la vida.

Con la vida he descubierto,
que el afecto destruye el odio,
que la humanidad construye justicia,
que si uno vierte miradas amistosas,
le nacen amigos debajo de las piedras.

Advierto que la amistad es precisa,
sobre todo para dividir dolores
y para multiplicar consuelos.

Considero y llevo a la consideración
de todo ser, ofrecer amistad
hasta globalizar el vínculo al alma.

Que un amigo es una necesidad.
Dos son mejor que uno.
Tres son una multitud necesaria
para tragarse las noches.

Tener en mente una amplitud
de horizontes aviva la amistad,
su abecedario es el respeto mutuo
y el espíritu de sinceridad su lenguaje.

TRES URGENCIAS ÉTICAS

Como primera urgencia está la vida,
que es el primer verso de amor,
injertado por Dios para vivir.

En el poder vivir está la urgencia
segunda, que nadie puede abortar,
amparad vivir donde hay vida,
es ley de luz que nos permite ver.

De la concepción a la muerte,
es la tercera urgencia ética,
que exige amar sin medida el mundo.

Estas tres urgencias avivan lo que vive:
sólo el amor nos sostiene humanos.

Una vez desabrigados de afectos,
la depreciación de la vida está servida
y los depredadores cazan a los débiles.

Abriguemos de ternura ininterrumpida
lo que no ha de interrumpirse: amar.

Que donde calza el amor calza la vida.
Vida que nadie puede vivir por los demás.
Que los demás tampoco pueden tronchar.
Vida que no es hábito, sino virtud.

En virtud del verbo, ¡dejad la poesía que viva!

LA CRUZ

La cruz es un verso de amor inmenso
que Dios sella a la vida como expresión de luz.

Luz para todos, por todos, la fuerza de Dios
nos cubre de abecedarios para vivirlos
con la libertad de los lenguajes del alma.

La cruz ya no es sólo el poema que anuncia,
siuo la poesía misma de la existencia:
el aire que sube del calvario al cielo.

Porque en la cruz vive la esperanza,
la voz de Dios que nos aspira y respira,
el fecundo paso de la tristeza al gozo.

Síganme en el camino de la cruz, dijo Jesús.
Un camino que conduce al amor de amar amor.
Que nos traspasa y nos trasciende.

Porque de la cruz nace la loa del amanecer.
Un amanecer por el que sale el sol al mundo.
¡Alabada sea la poesía que vuelve a la tierra!
¡Bendita la cruz de Cristo que nos redime!

En la cruz muere Jesús, ¡abracémosla!
Y con Jesús estrechemos los corazones.
Que un corazón de piedra, cerrojo se vuelve,
mientras un corazón que siente por dentro,
es la llave que nos acerca a la cruz salvadora.

El amor de Dios sembrado como una cruz,
germine, pues, para siempre vivificado.

Dios es Dios y es amor sin reservas.
Sin reservas, el amor de los cantares es Dios:
Tomó la cruz el primero y una muerte de cruz.
Por su cruz manaron saetas
y las fuentes inundaron el desierto del mundo.

Levantar hoy la cruz hacia los ojos de la tierra
es la señal de que Dios está ahí,
sólo hay que buscarle. Se le encuentra, ¡seguro!

VIVE DENTRO DE TI MISMO

En la pila del mundo,
ya no caben más lágrimas.

El dolor es tan fuerte
que los pilares de la vida
lloran amargura por sus poros.

La fábrica de la tristeza,
invento del ser humano,
produce vicios que matan.

Los lamentos de nada sirven.
De nada servirse venganza.
Mejor olvido de todo.

Es hora de plantarse a tiempo,
de plantar consuelo al desconsuelo,
de perder tiempo en amarse
y de ganar vida en quererse.

De decir cada uno consigo:
Me quiero, os quiero,
porque me da la gana.
Esto tiene que salir de adentro.
El mundo vive en nosotros.

Mora dentro de ti mismo, vive,
y verás que sólo se halla el que discierne.

INVITACIÓN

Hay que salir al encuentro de la vida,
para que la vida vuelva a ser armonía.

Hallarse con el ser y no ser un riesgo.
Estar en sosiego, despojarse del malestar.
Vivir en poesía como viven las rosas.

La fórmula sale del alma y al alma vuelve.
La llama del amor como yema del tiempo.
La dimensión ética como espacio para ser.
Lo humano en el cogollo del trajín diario.

Hagamos un alto para sentirnos bajos.
Un pequeño cuerpo en el universo,
al que sólo lo hace grande el corazón.
Un corazón que mana vida y emana versos.

Entremos, pues, a este horizonte de sol,
para que nos asista tras la lluvia del dolor.
La crisis no existe, lo que existe es el odio
a los pronombres en un campo de víboras.

EXPERIENCIAS QUE MARCAN

Hoy salí a comprar el amor
en la esquina de la plaza del sol,
como todo se compra y se vende,
me puse en venta sin pensarlo.

Tras ver como las estrellas
rondan a la luna, vencí complejos,
y salí a tomar la calle por montera.

De un pasatiempo pasé a una tragedia.
Recibí palabras vacías que sesgaron
la pureza del verbo en mis labios.
Coseché juegos de uso y abuso,
me volví nadie en mi,
un muñeco para divertimento del vicio.

Nada de ternura y cantidad de dolor,
donde reina el comercio, gobierna el interés.

Más tarde que pronto,
caí en la cuenta que el amor nace del verso,
no entiende de mercados, sí de latidos,
porque más que un género mercantil
es un género poético que nos entrelaza,
y más que un instinto
es una creación y una recreación de almas,
dispuestas a vivir y a convivir en la poesía.

Poesía que es el preludio
del beso que se entrecruza con las miradas,
la obertura de los silencios que hablan,
el acorde en el que todo se mira y admira.

Después de tantas ventas y reventas
encalladas en el cuerpo, sufridas en carne viva,
demando reír con alguien por nada,
sin oferta alguna, en donación,
dispuesto a amar porque también me amo.
.
Es tan corta la vida y tan inmenso el amor,
que después de soñarlo, quiero vivirlo.

ANUNCIO DESESPERADO

Busco los labios del sol para ahuyentar el frío
que duerme en el corazón del mundo,
antes que, por distantes, las masas se aletarguen.

Deseo empapar los caminos de la vida
con los versos más hondos del universo,
trenzar rosas de viento, trazar sendas de seda.

Que mi voz sea tu voz conjunta con la poesía,
que mi pulso sea tu pulso diluido en el cosmos.

Hay que sobrevivir a los carámbanos del odio,
hacer frente a los frentes de la venganza,
tomar los aires siderales con los ojos de un niño
y abrir los brazos al abrazo tierno de la luna.

Porque un abrazo al abrazo del corazón da luz,
varios forman un mar de luminaria que engrandece,
muchos injertan globos de poesía que enamoran.
Enamorarse de Dios es lo que le falta a la tierra
para ser cielo, para ser cristal puro y virgen.

Admítase, pues, este anuncio desesperado:
Que el cielo cohabite en la tierra,
aunque tengan que reinar los poetas.
Si al fuego de la poesía creció el amor,
dejemos que haga lumbre, dejemos que haga brasa.

LA BELLEZA


Cada punto de aire es un punto de belleza.
Sólo hay que mirar y saber mirar.
Nada tiene que ver con el culto al cuerpo.

Cada cosa tiene su verso y el verso es uno.
Y uno tiene que hallarse y quererse.
Descubrirse en la verdad, ser la verdad.

Porque el abecedario de la hermosura,
más que encendernos nos trasciende,
es un estado de gozo, un estadio feliz.

No hay mejor ruedo que la belleza humana
amándose a corazón abierto,
ni ánimo más vivo que el florilegio
del alma y el florecimiento del amor.

POESÍA PARA MÍ MISMO

Del amor,
me gusta el silencio
con el que nos hablamos
y la complicidad callada
con la que nos injertamos.

Haya sigilo,
me cautiva la voz sin voz
tejida en el aire al abrazarnos.

El goce de escuchar latidos
de un corazón al otro,
es como no ser y ser,
dos en uno…donándose la vida.

Hay que vivir bebiendo amor,
amor del que se pasa y no pasa,
que las horas con amor restan soledades,
suman primaveras, multiplican alegrías,
dividen dolores, ¡todo se comparte y parte!.

¿Qué sería mi saliva sin tu saliva?
Nada…De amor también se muere.

ASÍ FUE, ASÍ VIVE

Con el jardín de tus labios,
escribí los versos más puros.

Con la pureza de tu corazón,
supe lo que es el amor.

Con el amor que nos dimos,
hallamos el lenguaje de la vida.

Con la vida que injertamos,
nos sentimos poetas de alma.

Descubrimos al verso siguiente
que el amor con amor es luz,
que nos alumbra y calienta.

Nos hicimos, pues, a la poesía
como se hacen las estrellas a la noche,
moviéndose por la nevera del mundo.

DIOS NO TIENEN PUERTAS

El verso del sol y la luna en la tierra,
y el poema del cielo sobre el mar,
es la emoción de la vida que nos vive,
dibujada por el pulso de Dios en el aire.

Bajo el azul todo es creación
que nos llama a la llama de Dios.
Del Dios vivo. Basta dejarse visionar y ver
que todo se mece y estremece por amor,
y que por amor se embellece también todo.

Cada partícula tiene su belleza
y su abecedario de rimas y ritmos,
gestados al abrigo purificador del viento
por los manos de Dios que forjan al hombre.

Volvamos, pues, a la poesía y no al poder,
que quien a Dios va, de Dios se ilumina,
y quien a Dios vuelve, a Dios halla,
y hallando a Dios, Dios se queda con él.

Nada te desconsuele, Dios no tiene puertas,
solo pórticos de luz para armonizar el mundo.

ANUNCIO/DENUNCIA

Se buscan personas que cultiven la poesía
con desespero antes de caer en la desesperanza.

Hay que plantar luz en el tajo de las noches,
que nadie se quede a oscuras y no pueda ser sol.

Urge abrir espacios al amor, ventanas a la belleza,
derribar muros que matan, arribar al aire
que todo lo depura y apura para encender vida.

Demasiadas vidas se apagan en este mundo de fuego,
unas porque no las dejamos vivir
y otras porque no les hemos enseñado a quererse.

Todo se reduce a la ausencia de corazón,
deberíamos escucharle y dejarle hablar,
pero voces contra voces se baten a diario en duelo,
imposible hacer silencio y soledad compartida,
solo los poetas de alma pueden poner paz.

Qué canten, pues, los poetas; qué canten a verso:
¡Amar! ¡Amar es empezar a vivir! ¡Solo Amar!

SOLO DIOS CALMA Y COLMA

El pobre no cuenta en las cuentas de los ricos.
El hambre sigue matando al hombre.
De corazón a corazón tampoco hay enseñanza.
Cómo enseñar sin enseñar con el ejemplo.
Aún los dominadores mandan sobre el débil.
Hombres y mujeres en batalla de género.
Niños que se mueren sin saber lo que es amor.
Esta es la señal de la cruz, ¡cuántos crucificados!

La humanidad está crecida de sufrimientos.
Quema amaneceres como puede quemar afectos.
Unos contra los otros y los otros contra los unos.
Los abrazos dan paso al estirón de rechazos.
Nadie conoce a nadie que no sea poder.
A Dios también se le niega con la cruz a cuestas.
Este es el símbolo del olvido, ¡cuánta ingratitud!

Hay sobrepeso de dolores en el peso del mundo,
pero tras el espejo de tantas cruces Dios está ahí,
solo Él puede secar nuestras lágrimas, ¡es Amor!,
y los que en verdad le buscan , siempre lo hallan.

PASEO POR EL BOSQUE

Esta mañana salí a pasear
por el bosque de los pensamientos
para alimentarme de lenguajes vivos,
por los que no pasa el tiempo
aunque pase la vida y pesen los años.

Pensar es ir contracorriente
en un mundo de corrientes globalizadas.
La embestida contra los que piensan
forma parte de la historia de nuestra historia.

Piensan por nosotros los poderosos ayer y hoy.
En nuestro nombre también enhebran
verbos suyos para hacerlos nuestros.

Duro trabajo el recogerse hacia sí,
siempre lo ha sido.
Hablar consigo mismo cuesta lo suyo.

Mas uno quiere vivir y también ser.
Y uno quiere ser y ser agua libre.
Libre para decir lo que uno piensa.

Pensar en algo y hacer algo, ¡siempre!

Porque el desierto de ideas adormece
y mece todo cuando hemos reflexionado,
ciega razones tan vitales como la razón del yo.

Yo y los pensamientos son uno y únicos,
a considerar y a confluir
en la conjugación del amor,
para todos los mundos y edades.

Porque junto al pensar y al vivir,
germina el despertar que nos pertenece,
el resplandor de la persona cultivada
y cautivada por el alma en gozo.

¡Qué nadie mutile esta razón de ser razón!
Nada de trueque ni que nadie la trunque.

Llegado a este punto, también digo:
Que tan importante es escuchar
como saber discernir y saber respetar,
para que las ideas puedan compartirse
y renazcan los buenos sentimientos que nos unen.

 

LA FAMILIA COMO VALOR Y VALÍA

El mundo necesita familias de corazón.
Un corazón en familia fraterniza al mundo.
Y hermanado el mundo, nace la armonía.

En un mundo que deshace familias,
el gran ausente es el amor, todo es vacío,
porque la vida es amar sin condiciones,
amar hasta que las piedras se enternezcan.

Vivir en familia para que el mundo sea uno,
es la única manera de vivir en paz
y el único modo de subsistencia humana.

El Creador inscribe en la mujer y el hombre
la innata unión y lo circunscribe al amor.
Nada es lo que es, sino es reflejo de Dios.

Déjale nacer a quien hoy es embrión
y dejémosle crecer en familia;
una sociedad que excluye este derecho,
inherente al árbol existencial,
se torna salvaje y el entorno se deshumaniza.

Lo que es saludable para la familia,
lo es también para la sociedad:
sumemos afectos antes que defectos,
restemos egoísmos, multipliquemos la ternura.

Porque no hay más querer que la ilusión de querer,
pasemos por la vida ¡amando!,
pasemos por la vida ¡creciendo!,
¡amando y creciendo como ser, y ser en familia!

EL ASOMBRO DEL PASO DEL TIEMPO

Después de vivir un año más
nos quedan los recuerdos
prendidos en los labios del alma.

El alma es el alma de la vida.
Por el alma y con el alma sentimos,
por el alma y con el alma amamos.

Somos el instante preciso en el tiempo,
el espacio que puebla soledades,
la eternidad en el silencio del cosmos,
el viento en la fugacidad del ser.

Un ser que sólo se sostiene con amor
y se sustenta con la rueda del verso.
El verso, mañana y siempre,
hasta que el mundo se vuelva un poema.

Hágase la poesía camino en el caminante,
habremos ganado el año, el año de la paz,
y no hará falta volver a empezar de nuevo
a contar los días con las noches en vela.

EL VIRUS DE LA NECEDAD

Andamos siempre en vueltas
y revueltas sin preguntarnos
el por qué, para qué y por quién.

Afirmamos y nos reafirmamos,
sin escuchar ni escucharse asimismo.
Lo sabemos todo y todo es nada,
cuando nada se medita y nada se duda.

No basta querer hay que saber amar.
No basta saber hay que ser sabio.
Y el sabio observa, mira y calla,
porque calza muchos puntos de vida;
tantos como deseos, tantos como mundos.

Mundos diversos y diversidad humana
en los que hay que pensar colectivamente
y sentir que uno tiene que ser él mismo,
con la humildad de no ser nadie sin el otro.

Saber, pues, es conciliar lenguajes,
reconciliar lenguas y hablar lo justo,
recordarse que uno se debe a los demás,
y acordar que el débito exige respeto.

Solo así la necedad, causa de mil males,
pasará a ser historia que no mueve labios.
Saber más es entenderse mejor.

 

 

 

Volver al Rincón del Poeta..


        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online