- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus



 

  Guías culturales

RELATOS


Por Anónimo

 

UN DOLOROSO ADIOS

Mi amor; no puedes imaginarte como se siente mi corazón en este momento. Se que te voy a perder luego de que leas esto y como te dije en su momento es lo que realmente me causa dolor así como también el daño que te voy a hacer con esto. Lo que yo pueda sentir ahora no importa porque es más de lo mismo, creo que al final terminó siendo un pecado pensar en mí porque con ello te estoy hiriendo a ti.

No me queda más que agradecerte mi amor; por cada locura, por cada palabra, por cada momento, por cada beso, por cada abrazo sincero y por sobretodo por ayudarme a atreverme y ser feliz plenamente por unos días muy a pesar de lo que estaba pasando. Gracias por hacerme ver el mundo de otra manera, como te dije una vez, por llenarme la vida de colores. Fue realmente hermoso sentir en cada fibra de mi piel esa sensación de amarte y dejarme amar. Ahora pasaras a ser parte de mis recuerdos, de mis mejores recuerdos y créeme que como allí nadie puede invadir mi espacio tendrás el mejor lugar de todos porque aunque quise construir mi sueño contigo y no se pudo, se que existió aunque ahora lo vaya a perder.

Ahora vuelvo a mi mundo, ese del que me escape pero donde debo regresar porque no me puedo permitir vivir con la culpa. Ese mundo de donde no me arrepiento haber salido solo me duele hacerte sufrir ahora.

No se de que manera pedirte perdón por ser tan cobarde y tan débil, me duele tanto que vayas a pensar que te hice decir y sentir un TE AMO para luego dejarte ahí solo. No quiero que pienses eso porque yo sigo ahí contigo y esperare a que te vayas, no te voy a detener porque tú si mereces ser feliz mi amor, tú mereces salir de ese lugar donde te hice entrar, te dejare las puertas y las ventanas abiertas para que salgas en el momento que lo desees y te lleves el corazón que me entregaste, ese corazón que no supe cuidar porque ahora lo estoy hiriendo y yo se que no será fácil decirle a mis ojos que ya no te vean mas así, a mis labios que ya no sientan esa sensación de besarte, hacerle entender a mi corazón que no eres para mi y despertar del mas hermoso sueño que me ayudaste a construir pero creo que es parte del proceso que debo empezar desde hoy.

Decidí no hablar más de mí con nadie, ni siquiera con mis amigas, así como era antes. No quiero que nadie sienta lastima por mi porque odio ese sentimiento y además no se vale quejarse de la vida cuando no has sabido ser valiente. Mi rabia, mi dolor, mi impotencia, mi cobardía, mis lágrimas ya tienen su lugar dentro de mí y ahí se quedaran. No las dejare salir pero tendrán que convivir con el hecho de que ahora me atreví a pensar que puede existir un mañana, y ese mañana será la única razón por la que pueda fingir una sonrisa. No importa que ese mañana sea una fantasía pero por lo menos me servirá para no perder la fe en mí.

Como ultimo favor te quiero pedir que no me preguntes, no me juzgues, no me reproches, pero si cúlpame porque lo soy. Soy culpable de ser cobarde y no defender este amor que siento por ti.

Nunca olvides que mi amor fue sincero siempre. TE AMO MI PRÍNCIPE BELLO….

 



Volver al Relatos Cortos...

        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online