- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
  Guías culturales

SANTISIMO CRISTO DEL PLANTO. SANTA CRUZ DE LA PALMA

José Guillermo Rodríguez Escudero

- ERMITA


Se trata de una sencilla edificación, fabricada en el Camino Real del Planto, extramuros de la ciudad, compuesta de una sola nave (11 mts.76 cms por 5 mts 30 cms) con capilla mayor cuadrilonga (5 mts 28 cms por 5 mts 30 cms); cubre ésta un artesonado mudéjar de cuatro faldones, con cuadrantes en los ángulos, en tanto que la de la nave es en artesa. Está ubicada en la Dehesa de La Encarnación, zona alta de la capital palmera, destinada al pastoreo de los ganados. Fue propiedad del Concejo de Santa Cruz de La Palma, que concedió una fanega de tierra para su fundación.

En el exterior, como en el arte popular andaluz, destaca la masa cúbica del presbiterio, con techumbre a cuatro aguas, de la del resto de la fábrica, con tejado a dos vertientes; así mismo sobresale la blancura de los muros, de mampostería, encalados, “son de piedra y barro, de tres palmos y medio de grueso, con esquinas de cal”. La fachada es peculiar del acervo artístico de La Palma: puerta de medio punto, en cantería, sobre la que se alza un pequeño balcón en madera, y encima la humilde espadaña, de la que pende una pequeña campana.


Se sabe por Juan Bautista Lorenzo que la fabricó a su costa doña Águeda Gómez Chinana con licencia dada por el Arcediano don Pedro Espino Brito el 6 de diciembre de 1611. “Viuda de Lázaro Viera, ingresó en el convento de monjas dominicas de la capital palmera en 1627 y a la hora de profesar, en la escritura de renuncia que otorgó ante el escribano Andrés de Chávez el 19 de agosto del mismo año, nombró por patronos y administradores del templo a Jerónimo García Vandale, a Inés de Jesús, o en su caso, a los Beneficiados de El Salvador, razón por la cual intervino en la obra Don Juan Pinto de Guisla, Beneficiado propio dicha iglesia parroquial y Visitador General del Obispado”.

En 1684 se le dio mayor extensión, durante el tiempo del patronato del Lcdo. Juan Pinto de Guisla. Dijo de ella “se acabó por fin la obra quedando muy bien parecida”. El administrador, que había decidido acrecentarla y levantarla más de paredes por haberse reconocido era forzoso hacer una nueva pared principal, donde estaba ubicada la puerta de entrada y el campanario, “puso la obra en pregones y fue rematada por Julián Sánchez Carmona en 2.500 reales”. Las veneradas imágenes fueron trasladadas procesionalmente hasta la iglesia de Nuestra Señora de La Encarnación mientras duró la obra.


El presbítero don Domingo María de Salazar fabricó un cuarto contiguo a la ermita, para “asistir en él, el cual es hoy sacristía con puerta a la capilla mayor”. Por consiguiente, las pilastras dóricas del arco toral se fechan perfectamente en el siglo XVII.


Doña Ángela de San Diego, vecina de La Guaira, envió 1000 pesos a dicha ermita, “que se dieron al censo y fundó una capellanía de una misa todos los domingos”. Se concedió licencia para celebrar misa el 21 de marzo de 1613.


- LA IMAGEN

La ermita tuvo varias advocaciones: La Soledad, Ntra. Sra. Del Planto y del Calvario –por haber sido edificada junto a un Calvario existente desde el s.XVI - hasta que se consolidó el patronazgo del Santo Cristo, representado por una realista escultura de procedencia mejicana de tamaño natural. Se ignora si la imagen del Cristo data de la misma época de la fundación de la capilla, 1611.


Esta efigie fue modelada con pasta de la médula de la caña de maiz triturado, siguiendo la sorprendente técnica de los indios tarascos del estado mejicano de Michoacán, quienes la usaban para la confección de sus ídolos. Más tarde, aleccionados por el Obispo Vasco de Quiroga, la aplicaron a la imaginería religiosa. La sobrecogedora talla hueca, que apenas pesa diez kilos, representa a Cristo muerto, llagado y cubierto de sangre, con boca y ojos entreabiertos, acorde con la estética expresionista indígena. Destila espíritu popular y sereno dramatismo que caló en el ánimo de campesinos y marineros.

 

En estas representaciones populares perviven las tradiciones medievales, con acentos más dramáticos y vivas policromías que intentan aproximarse a efectos realistas. La concepción religiosa, que comulgó con las formas de expresión vivencial de las clases populares, se orientó a la superstición. Sequías, temporales, epidemias, alta mortalidad, sobre todo infantil, etc, condicionaban muy de lleno la vida del creyente, que necesitaba la intervención directa de la divinidad para paliar sus desgracias. Así, las creencias tratan de alcanzar lo inalcanzable a través de una pléyade de cristos, vírgenes y santos.


Recordando las palabras del célebre vizconde de Buen Paso, don Cristóbal del Hoyo Sotomayor, la imagen del Cristo del Planto era la primera que “a mi memoria se presenta cuando las congojas de mi mala vida me acomenten”, afirmando, con el mismo tono humorístico, que sólo “Él sabe hacer milagros y que los demás no entienden de eso palabra.”

 

- TRISTE SUCESO

En un archivo de El Salvador existe un fragmento de una causa seguida contra el Alguacil Real don Tomé Yanes, “por inmunidad eclesiástica”. El suceso acaecido en el interior de esta ermita convulsionó a toda la sociedad palmera y a la Iglesia.


Don Alonso Hernández, fue obligado a salir “della á fuerza contra su voluntad”, por el mencionado Alguacil el día jueves, 17 de mayo de 1629 a las diez de la noche. A los gritos del primero “Aquí del Rey que me sacan de la yglesia”, acudió el ermitaño don Melchor de León, por lo que fue testigo ocular del suceso. Don Tomé, mientras gritaba “favor á la Justicia”, dio una cuchillada en un dedo a don Alonso “que le cortó cuero y carne y le salió sangre, con lo cual quedó violada la dicha Ermita y muy ofendida la Santa Iglesia Romana”. En el juicio que posteriormente tuvo lugar ante el “Racionero de Canaria” y Vicario “desta isla” se castigó al culpable del sacrilegio.

- GRAN DEVOCIÓN

Desde 1659, al menos, existe constancia del arraigo de la profunda devoción , cuando hubo una solemne procesión con el Stmo. Cristo hasta la capital palmera, con motivo de las rogativas que se sucedieron para atajar una plaga de langosta que asolaba la isla.

Cuenta J.B Lorenzo: “Jueves, 16 de octubre de 1659. Entró en la isla la langosta de cigarrón en esta ciudad, que llenó toda la isla y comió la corteza de todos los árboles y destruyó todos los pastos, con que murió mucho ganado menor y mayor y muchas cabalgaduras yeguas y jumentos… Hicieron muchos sufragios y sermones; trújose a esta ciudad al Santo Cristo del Planto. Fue nuestro Señor servido que no durase esta langosta más que hasta marzo de dicho año”.

Existen tres cruces de tea que aún existen en el exterior de la capilla mayor, a la entrada a la pequeña plaza de la ermita, en lo elevado de la pendiente del Camino Real del Planto. La ascensión a la misma rememoraba la subida al Monte Gólgota. Según se dice en 1867, al lugar concurrían periódicamente “ciertas procesiones de penitencia que se hacían por corporaciones de la ciudad al Calvario… estaciones que hace más de cien años no se verifican ya.”

Por otra parte, la devoción de los hombres de la mar por el Crucificado tiene expresivas demostraciones en las pinturas votivas que cuelgan de sus paredes y que recuerdan tormentosas travesías entre los puertos americanos de La Guaira, La Habana y Veracruz, fechadas entre 1715 y 1757.

Hasta no hace muchos años, se seguía celebrando la Fiesta del Cristo, el 14 de septiembre, La Exaltación de la Santa Cruz, con verbenas, tómbola, procesión hasta Los Pasitos, fuegos artificiales, etc. Hoy, lamentablemente, ésta se ha perdido, como tantas otras tradiciones de la capital de la Isla.

 

- EL RETABLO

Se venera en un precioso y gran retablo-hornacina colorista, documentado en 1705, profuso en tallas y pinturas. Según el desaparecido profesor Alfonso Trujillo: “el más portugués de cuantos hemos visto en Canarias, tanto por la traza y por la técnica y la minuciosidad de la decoración que todo lo invade”. Lo custodian las tallas de la Dolorosa y San Juan Evangelista – imágenes del decimonónico Rodríguez Valcárcel (1840-1910) –y una María Magdalena, también de candelero, del siglo XVII, que acusa la influencia de la imaginería flamenca.

Como ha señalado la doctora Carmen Fraga, “el arte de los Silva se halla en las pinturas del retablo, cuya traza con el característico cierre semicircular a la manera portuguesa, presenta indudables concomitancias con la del retablo de Ntra. Sra. de Las Nieves, cuya planta no tiene otro ejemplar en Canarias que pueda comparársele”.

Así, Bernardo Manuel de Silva, decoró los tableros del altar con vivos fondos portugueses a base de enroscadas formaciones vegetales y hojarascas de alegres tonalidades en rojos, azules y oros, entremezclados con juguetonas figuras infantiles de angelotes. Gracias al profundo estudio sobre este retablo que el profesor palmero Jesús Pérez Morera, nos permitimos transcribir parte de sus conclusiones. Entre otros muchos detalles, nos informa de que en los intercolumnios se repite el tema de los ángeles barrocos y los fondos lusitanos, centrados en las figuras de la Inmaculada Concepción y San José, concebidos como santos-estatuas, colocados dentro de fingidas hornacinas semicilíndricas. Los vestidos aparecen decorados con la aplicación de adornos en oro. Las gamas cromáticas dominantes en el altar combinan el rosado con el azul y blanco.

 

BIBLIOGRAFÍA:

- FRAGA GONZÁLEZ, María Carmen: La Arquitectura mudéjar en Canarias.
- LORENZO RODRÍGUEZ, Juan Bautista: Noticias para la Historia de La Palma.
- MARTÍN GONZÁLEZ; Miguel Ángel: La Historia de S/C de La Palma. PÉREZ MORERA, Jesús: Magna Palmensis. Retrato de una Ciudad. «Ermita de El Planto». Idem: Bernardo Manuel de Silva.
- PÉREZ GARCÍA, Jaime: Los Carmona de La Palma, artistas y artesanos.
- TRUJILLO RODRÍGUEZ, Alfonso: Retablo Barroco en Canarias.

 



 

Trabajos de investigación cultural sobre La Palma ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online