- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

   

REINVENTAR LA HISTORIA


Santiago Sevilla
sevillagloor@yahoo.com

La Historia no admite dogmas, aunque sufre mucho por ellos. Las ideologías políticas han tratado siempre de rescribir la Historia de acuerdo a su conveniencia. Las religiones se esfuerzan también en manipular la relación de los sucesos del pasado de modo que ellas obtengan la razón en sus ponencias y divisas.

César Borgia, por Santiago SevillaVéase el caso clamoroso de Juliano el Apóstata injustamente vilipendiado por el cristianismo. Los estados también morigeran la Historia de acuerdo a su conveniencia. Baste recordarse cómo se ha bagatelizado el monstruoso ataque al Japón con bombas atómicas. Pero el derecho a saber la verdad está por sobre todas los infundios. Una forma de reinventar la Historia ciñéndose a la verdad nos ha dado Shakespeare. Este gran genio dramatizó capítulos fundamentales del devenir de Inglaterra y del mundo. De hecho que han tenido más fuerza sus obras “Ricardo III”, “Macbeth” y “Julio César”, que las relaciones y crónicas históricas sobre estos personajes. La realidad de la España en el Siglo de Oro la han pintado Miguel de Cervantes en el Quijote, Calderón de la Barca en el Alcalde de Zalamea y Francisco de Quevedo en el Buscón, mejor que cualquier libro de historia. Pero ya entrando en la urdimbre misma de los sucesos políticos de siglos pasados, vale reclamar una cuidadosa revisión de la Historia para despellejarla de engaños. Doy un ejemplo: Isabel II de Castilla y Fernando II de Aragón no crearon, como suele aseverarse, la primera gran unión de España. Esta unión ya la hubo en tiempos del rey Juan II de Castilla. Él estaba casado con María de Aragón, y su hermano de ella, Alfonso V el Magnánimo de Aragón, estaba casado con María de Castilla hermana de Juan II. El Infante de Aragón Don Enrique se casó a su vez con Catalina de Castilla, otra hermana de Juan II. El Infante Don Juan de Aragón se convirtió en rey de Navarra como consorte y la unión con Portugal se dio ya en el segundo matrimonio de Juan II con Isabel de Portugal. La verdadera unión política de España se realizó más tarde bajo el Emperador Carlos I de España y V de Alemania. El papel de desunir España lo tuvo el Gran Condestable Don Álvaro de Luna, contino de Juan II y gran enemigo de los Infantes de Aragón, en particular de Don Enrique a quien dio muerte en la Batalla de Olmedo. Fue también Don Álvaro de Luna quien por haber sido cohechado por los moros, no consumó la conquista de Granada tras la Batalla de Higueruela. También Juan Pacheco Girón Marqués de Villena causó gran división en España conspirando primero contra Enrique IV y Juana la Beltraneja en la Farsa de Ávila, asesinando al infante Don Alfonso después y oponiéndose, por último, al matrimonio entre Isabel la Católica y Fernando II de Aragón. La Historia de España se comprende mejor respetando su idiosincrasia de estar constituida por varios reinos ancestrales y distintos. y varias ciudades-estado con fueros propios, como Barcelona. Sorprende que habiendo por fin una monarquía que une todos los reinos de España, se dispute tanto sobre estatutos regionales, cuando el camino lógico sería el de preservar tales reinos y ciudades respetando su independencia y manteniendo por siempre incólume la unidad de España a través del rey.

Ayuda mucho al propósito de entender la Historia, el dramatizarla, reviviendo sus personajes y escenificando sus actos. La libertad para este arte no fue nunca tan amplia en España, como en Inglaterra en aquel memorable siglo XVII. Por eso que se debe ahora llenar el vacío y producir obras de teatro que nos transporten a aquellos momentos estelares de la Historia ibérica. Falta ver en escena a la triste princesa Beltraneja y la decadente corte de Enrique IV de Castilla. Ya hemos visto la película de Juana la Loca, pero todavía hay que despejar el misterio de la muerte de Felipe I el Hermoso.

Los papas catalanes Alfonso de Borja y su ilustrísimo ‘nepote' el Papa Alejandro VI, Rodrigo de Borja, son personajes maravillosos y su espectacular papel en la Historia merece profundizarse. En el teatro se pueden presentar hechos ciertos, pero también infundir sospechas mejor que en un libro de Historia. La vida y muerte de Cesare Borgia da lugar a estudiar el renacimiento italiano en su funcionamiento maquiavélico. (Adjunto a este estudio su retrato que he dibujado inspirándome en Leonardo da Vinci.) El dramaturgo no es esclavo de la miopía científica de los historiadores, que sólo aceptan lo probado y mantienen la presunción de inocencia a toda costa, con el resultado que muchos crímenes han quedado sin resolverse y campean como santos varones ciertos mostrencos de infausta recordación, como aquel autor intelectual del envenenamiento de Don Carlos, Príncipe de Asturias, hijo de Felipe II. Ya hay una gran ópera sobre el tema, pero acaso el teatro es el lugar mejor para acicatear esta inquisición sobre el enojoso tema histórico. Reinventar la Historia insuflándole vida en el teatro, esa es la propuesta. Pensemos en Pedro el Cruel, monarca monumental por sus guerras y ajusticiamientos. Otro hombre infausto que merece estudiarse y dramatizarse es el “Príncipe de la Paz”, aquel afrancesado de Godoy, que puso España en manos de Napoleón. América se independizó primero no de la Madre Patria, sino de Pepe Botellas entronizado en Madrid. Del teatro nace el cine, y el cine histórico va aclarando ya muchos sucesos fundamentales en el devenir de los siglos. Son estas las nuevas formas de reinventar la Historia. Ya puse manos a la obra y Liceus ha publicado mis obras de teatro histórico que esperan escenificarse en España.

Leer la obra de teatro César Borgia Valentino de Santiago Sevilla.

Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online