- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
Literaturas extranjeras



 
 
18. Realismo y determinismo en la novela y la poesía de Thomas Hardy (1840-1928).3/5
José Luis Caramés Lage, Universidad de Oviedo.
ISBN- 84-9714-031-1
 

Estilo.
  Las novelas de Hardy han sido escritas acerca de una región identificable de la que recogerá muchos de sus personajes, lugares, hablas y ambiente local. Todas las parroquias de su Wessex son reales y Dorset funcionará como centro de las acciones que nunca van más allá del norte de Oxford. En este mundo se producirán todos los acontecimientos de sus obras, puesto que a Wessex también se le puede considerar como un área de pensamiento y, por tanto, partícipe del mundo simbólico y de las ideas de Hardy.

   Thomas Hardy utilizó el dialecto de Dorset como un ejemplo de inglés antiguo y noble que podía perderse debido al declive progresivo de las formas arcaicas. A través de su lengua parece decirnos que es más fácil acercarnos al color local de algunas de las escenas que nos describe. Con la utilización del dialecto, sobre todo en los diálogos, Hardy no buscaba realmente una representación realista del habla rústico sino un elemento que le ayudase a producir los efectos deseados en lo que estaba escribiendo, en su narrativa o poesía. De todas formas se sentía unido a la idea de buscar un buen inglés para sus novelas y poemas. Llegó a ser vicepresidente de la English Association for Pure English  que se formó en el año 1906. Vio deficiencias en la vieja gramática del inglés y se preocupó porque el estudiante de lengua inglesa tuviese una buena dirección en el aprendizaje de su idioma. Se interesó por la reforma en el deletreo de las palabras y vio con buenos ojos el sistema de transcripción que usaba el Oxford English Dictionary.  Rehusó utilizar neologismos y se mantuvo en contra de la influencia de los periódicos norteamericanos que consideraba indiferentes hacia la lengua inglesa.

Para Hardy el estilo debía ser una cualidad de la escritura que tenía que ser perfeccionada por cada autor de manera individualizada. La sinceridad al escribir, la colocación de las palabras en la frase y el equilibrio de las oraciones debían ser algo importante para cada autor que se preciase. En su estilo podemos ver influencias de sus muchas lecturas pero, sobre todo, de Gibbon, Newman y de la Biblia autorizada, debido, sobre todo, a la sencillez en su discurso. Influyó también Matthew Arnold pero más con sus ideas que con su estilo. De todas formas discutió con Arnold sobre lo que era el estilo, proponiéndole a J. Swift como un gran autor de estilo que se lee con gran soltura. 

En la concepción del estilo de Hardy hay siempre una sólida referencia a la tradición que, no significa la utilización del denominado high style, sino la utilización de la sencillez del inglés que excluye todo tipo de grandilocuencia y de vacío retórico. Hardy busca en la poesía isabelina mucha de su inspiración poética. El lirismo de todo el período renacentista semeja cobijarse en su naturaleza poética. 

Algunas veces, el vocabulario empleado por Hardy es claramente de origen latino. También puede usar palabras de origen griego, quizás debido a la aparición de la fotografía, asunto que se nota en la novelaTess  of  the D´Urbervilles   en la que se pueden leer palabras como photosphere  y, otras, con -logy e -ism. En su obra aparecerán vocablos de origen griego como autochthonous, diachylon, metamorphic, helical , pachydermatous o trapezoidal; palabras de origen latín asimiladas o no al inglés como: modus vivendi, pro tem, genius loci, post hoc, non lucendo; préstamos del francés como soi-disant, lettre-de-cachet, penchant, bizarrerie ó éclat; del alemán como Weltlust o welburgerliche.

En poesía utiliza también palabras poco corrientes como pueden ser: bloomage, grenth, frutrance, joyance, tendance  ó  chalice.  Es capaz de crear un neologismo como technicist  para describir a un arquitecto haciendo su trabajo en la obra. Posee como, otros poetas, palabras que le gustan mucho o más que otras. Chapman ( 1990: 50-51) nos menciona a vocablos como tremulous  ó rencounter.

Su vocabulario también puede referirse a dioses o personajes clásicos que contribuyen a explicar una determinada situación tanto en un diálogo como en una descripción o un verso. Así vemos como menciona a Caesar, Sabine, Curius, Calpurnia, Ixionian, Laocoons, Atreus, Ganymedes, Artemis, Demeter, Dionysus, Aphrodite, nombres que surgen sobre todo en Tess  of the D´Urbervilles  y en Jude the Obscure.  En otras situaciones, algunos personajes que aparecerán como bastante privilegiados son capaces de citar, por ejemplo, a Shakespeare. Este es el caso de Angel Clare en Tess of the D´Urbervilles.  

Preocupado por el destino y el determinismo del temperamento y del contexto de sus personajes utiliza también palabras que forman lo que se podía denominar como el campo semántico alrededor del destino y del determinismo. Así, es de uso común en su obra vocablos como: destiny, fate, resignation, fatalistic way, the pity of it, the Powers above us, etc. Aquí podríamos hablar de la relación entre el destino y el carácter agrícola y pastoral que posee la gente del campo que Hardy usa en su obra. Por ello, los movimientos y las escenas naturales que nos describe la prosa de nuestro autor están detalladas sobremanera y basadas en un observación que no pierde ningún resquicio.

En su obra y, sobre todo en Tess   y Jude the Obscure, va a surgir también el lenguaje teológico producto de las muchas controversias religiosas efectuadas a lo largo del siglo XIX y que influyen en la lengua de la Alta Iglesia y de la Iglesia popular. En su novela Jude the Obscure  fluye gran cantidad de léxico técnico sobre la Iglesia puesto que, por ejemplo, Sue trabaja para una compañía que vende productos eclesiásticos. Por otro lado, su acercamiento al mundo natural, lo que se podría denominar como mundo “auténtico” de la vida del campo en oposición a la vida de la ciudad, también es parte importante de su léxico. Para Hardy, la Naturaleza es una fuerza vital que puede ser personificada en algunos de sus caracteres, en el destino y en la voluntad. Las descripciones de las escenas en el campo puede ser lo mejor de la narrativa de Hardy, dado que conoce el mundo natural en todas sus estaciones, plasmándolo a través de un vocabulario muy escogido y lleno de efectos: el sol puede ser, inflamed, brilliant, it fired, rruddy light, fiery source; la luz se llena de movimiento: breasting the horizon; el agua tossed the light in undulation; la Naturaleza tiene el poder del mirror, altering, destroying, creating, etc.

Su profesión de arquitecto va a redondear toda su actitud de búsqueda léxica. Describe los edificios con una precisión absoluta que desea acumular persuasión y, si se quiere, verdad en lo que dice y por qué lo dice. Así, Jude  nos habla de ogee dome, mullioned and transomed windws y corbel- heads.  En toda la novela Jude the Obscure  la descripción arquitectónica tiene que ver con una gran metáfora que rodea la arquitectura gótica que representa a la antigua fe, en la que nuestro autor cree y, que ahora,  se está perdiendo. Jude que trabaja, como el mismo Hardy hizo, en el estilo gótico, lo utiliza para respaldar sus ideas ante personajes como el de la escéptica Sue que cree más en la modernidad que representa el ferrocarril que en las catedrales.

Al elemento arquitectónico en la obra de Hardy hay que añadir el pictórico, sobre todo, después del año 1889 en que asiste a una exposición de Monet. Diez años antes había asistido a la exposición Tissot y esperaba poder asistir a la Exposición de la Royal Academy  en el verano de 1900. Parece que Monet le apasiona desde que conoce sus cuadros debido al sentimiento sensual y sonoro que parece poseer su pintura y que Hardy desea llevar a su narrativa y a su poesía. También la pintura de Rembrandt le atrae sobre todo en cuanto a sus luces difusas que para Hardy parecen hablar de oscuridades iluminadas que el utiliza en su léxico. 

 En la gramática deHardy podemos ver que usó el subjuntivo para dudar o realizar hipótesis, utilizándolo en el diálogo, algo que ahora parece caduco y que sólo se emplea en frases como ‘as it were”. El verdadero uso de whom   o el nominativo en frases como “it is I” parece algo que ha desaparecido del inglés actual. El nuevo léxico funcionará más en la voz pasiva que en la activa quizás por su mismo contenido científico.

Thomas Hardy usa nombres en la posición y la función de adjetivos. Utiliza la creación y formación de palabras (compound words ) que ha sido vista como una forma de enriquecer la lengua inglesa. La formación de palabras nuevas combinando dos o más de las existentes dentro del léxico inglés hace que el autor vuelva a los orígenes anglosajones del idioma, algo que lo regocija en sobremanera puesto que, como se ha señalado, era partidario de emplear las raíces anglosajonas del inglés y desechar las de origen latino.

Empleó también a los adjetivos formados por combinaciones con participios pasados, sobre todo, en su poesía. Ejemplos serían: dim-discerned train o large-pupilled vision.  La combinación de dos nombres produjo palabras como: railway o teaspoon , nombres que sirvieron de ejemplo a Hardy en su creación de vocabulario.

En poesía, Hardy utilizó efectos que provienen de la poesía delviejo inglés (OE) como el que un par de palabras apareciesen como un sustituto descriptivo de una palabra más familiar, como podía ser: the sea  sustituido por whale´s- road  ó female ancestors   como foredames. 
Hardy empleó también todos los procesos de derivación añadiendo prefijos y sufijos o esparciendo el significado de palabras básicas del inglés. Así, utilizó los prefijos: up-, out-, over-. in-, un-  como en el poema “Tess´s Lament” en donde aparece la palabra unbe  en donde se combina un prefijo con el verbo to be  para hacer una palabra llena de desesperación o de no-ser/estar.
Continuamente Hardy emplea categorías gramaticales transferidas, al menos, momentáneamente. Así, algunos nombres son empleados como verbos, sobre todo en poesía. Un verbo puede ser utilizado como un nombre y a otras categorías les da una función nominal que no les corresponde. Usa adjetivos como verbos, algo que elimina al adverbio, siendo capaz de cambiar el sonido final de un vocablo para ayudar a la rima poética. es decir, Hardy, sobre todo como poeta, posee una libertad en el uso del lenguaje que lo iguala al artista del siglo XX encadenándolo a la misma utilización del lenguaje. 

La estructura de sus oraciones, que aparecen como bastante largas al estilo de la narrativa victoriana, son una mezcla entre la estructura del latín y la flexibilidad del inglés. Hardy puede hacer que una oración se extienda a lo largo de todo un párrafo de quince líneas sólo con la ayuda de conjunciones y de puntos y comas. 

En las oraciones que emplea nuestro autor se pueden ver lo que se ha denominado “finales débiles” es decir palabras que al final de la frase no parecen redondear el sentido de toda la oración. En estos casos, se produce una especie de colapso; en otros casos, la oración no parece tener una dirección de sentido definido y se sumerge en un mar de ambigüedad.

De todas maneras Hardy posee un sentido del equilibrio en sus oraciones puesto que va de una oración pequeña a otras más largas para al final del párrafo volver a la pequeña. Un ejemplo, que utiliza Chapman (1990: 96), es un trozo de Tess  que nos dice:

 Clare could bear this no longer. His eyes were full of tears, wich seemed like drops of molten lead. He bade a quick good-night to these sincere and simple souls whom he loved so well; who knew neither the world, the flesh, nor the devil in their own hearts; only as something vague and external to themselves. He went to his own chamber. (TD, 255)

En el párrafo la primera oración tiene 6 palabras; la segunda, 13; la tercera,38 y la última, otra vez 6 palabras. Con esto parece que Hardy ha medido el párrafo puesto que la primera y última frase contienen el mismo número de palabras. La segunda tiene un número de palabras y la tercera triplica (más uno) a la segunda oración, para después volver al principio. Con todo ello Hardy está variando el ritmo del párrafo y, por tanto, de la lectura que es controlada por el autor, quizás para expresar un sentido dramático en el texto que semeja encoger y alargar el sentimiento del personaje.

Se ha dicho que la longitud de las frases y, en principio, algunos de sus cambios que parecen bruscos, tienen que ver con su entrenamiento como arquitecto y en la retórica clásica. Detrás de sus oraciones parece haber un sentido artístico que tiene que ver con su formación profesional e intelectual. Utiliza las formas negativas, la tensión y las enumeraciones, por ejemplo, para dar cierto énfasis a las frases. Los contrastes, las sucesiones de vocablos, la fuerza de los nombres, los efectos acumulativos, el colapso, la inversión en el orden de las palabras dentro de la frase, la sensación de inseguridad que se desprende de muchas de sus oraciones, forman la personalidad artística de Thomas Hardy.