- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
Literaturas extranjeras



 
 
La Narrativa Femenina Indo-Angla 1950-1960 2/3
Kamala Markandaya, Nayantara Sahgal, Ruth Prawer Jhabvala y Anita Desai.
ISBN- 84-9714-036-2
 

La creciente disconformidad que Jhabvala muestra hacia la India parece relacionarse con su relación personal con este país. En su ensayo titulado ‘Myself in India’, Jhabvala distingue tres fases por las que los occidentales en India pasan inevitablemente:

There is a cycle that Europeans - by Europeans I mean all Westerners, including Americans - tend to pass through. It goes like this: first stage, everything Indian is marvellous; second stage, everything Indian not so marvellous; third stage, everything Indian abominable.  

Así, sus novelas parecen reflejar este ciclo que la autora experimenta en cuanto a su relación con la India. El swami que aparece en The Three Continents es una réplica del que encontramos en A New Dominion y enfatiza de nuevo la falsedad de estos maestros espirituales que resultan estar más apegados a lo material que los propios occidentales. La publicación de sus últimas novelas refleja además el traslado de la autora a Estados Unidos en 1975 y se centran cada vez más en personajes americanos. La historia de Poet and Dancer, por ejemplo, se desarrolla en Nueva York y sus protagonistas son americanos, aunque aparecen personajes indios con papeles secundarios. La novela explora la curiosa relación de dos primas, una con problemas de personalidad y la otra completamente dominada por la personalidad de la segunda e influenciada también por su deseo sexual hacia ella. En esta novela, el mundo indio desaparece casi por completo, únicamente la aparición de dos personajes secundarios relacionan la novela con la India, pero su función no es destacada en la trama principal de la narración.

Con relación a las novelas de Markandaya y Prawer Jhabvala, la publicacion de la primera obra de Nayantara Sahgal representó un cambio en el escenario literario indo-anglo femenino de los años 50. En Prison and Chocolate Cake, una novela autobiográfica, Sahgal mostraba la importancia que la política había tenido en su vida y dejaba entrever la  influencia que las cuestiones políticas de la India iban a tener también en su obra. La novela revela como la infancia de la autora estuvo fuertemente marcada por la política del movimiento independentista indio, tanto sus padres como varias personas de su familia participaban activamente en la lucha contra el colonialismo británico. De hecho, su tío Jawaharlal, hermano de su madre, sería el Primer Ministro de la India independiente. Creciendo en la época de mayor movilización antibritánica y siendo hija de unos padres activamente involucrados en el movimiento, Sahgal aceptaba como normales acontecimientos que serían extraordinarios en otras circunstancias: las visitas de la policía a la casa familiar y los encarcelamientos de sus padres, por ejemplo. En tal entorno familiar e histórico, el pensamiento gandhiano fue inevitablemente una presencia constante y destacada en su niñez, así como también lo sería posteriormente en su edad adulta y en su obra literaria.

Su segunda novela autobiográfica, From Fear Set Free, se publicó en 1962. Si en Prison and Chocolate Cake Sahgal intentaba rescatar el pasado, From Fear Set Free respondía a intenciones mas relacionadas con su vida personal, de hecho la obra esta dedicada a su marido. Su matrimonio con Nirmal Mangat Rai le había hecho entrar en un mundo indio que ella desconocía, un mundo nuevo en el que los valores con los que había crecido y se había educado dejaban de ser relevantes y se sustituían por los valores de una nueva época que mira únicamente hacia el futuro e intenta olvidar el pasado. Sin embargo, Sahgal no consigue adaptarse a los nuevos ideales y se resiste a creer que valores tales como la filosofía de la no-violencia de Gandhi son esfuerzos inútiles para una nación.

Las enseñanzas del Mahatma tienen una presencia destacada en las novelas de Sahgal. Son muchos los personajes que se manifiestan a favor o en contra de la filosofía gandhiana y reflejan las diferentes actitudes de los indios hacia la no-violencia en distintos momentos de la historia india. En A Time to Be Happy, This Time of Morning, Storm in Chandigarh y The Day in Shadow, las cuatro primeras novelas de Sahgal si exceptuamos sus obras autobiográficas, se muestra cómo las ideas de Gandhi van poco desapareciendo de la vida india a medida que el movimiento independentista va quedando atrás y se va olvidando. Los dos protagonistas de This Time of Morning representan dos actitudes opuestas respecto a Gandhi: Kalyan Sinha rechaza el gandhismo incluso durante el movimiento anti-británico mientras Kailas Vrind es un ardiente defensor de las ideas de Gandhi. Sin embargo, incluso Kailas parece coincidir con Kalyan en que la filosofía de la no-violencia únicamente es válida como un modo de vida y no como una actitud política. Storm in Chandigarh y The Day in Shadow parecen indicar que el gandhismo resulta totalmente irrelevante para la nueva generación de políticos, que consideran que Gandhi forma parte de un pasado que debe olvidarse.

Una de las críticas más fuertes de Sahgal a la política aparece en Rich Like Us, ambientada durante el Estado de Emergencia declarado por la Primera Ministro Indira Gandhi, prima de Sahgal, en 1975. A través de fragmentos narrados en primera persona por Sonali, una joven hindú que creía firmemente en los valores democráticos de la post-independencia, Sahgal denuncia el ataque a la libertades individuales sufrido por los indios durante la Emergencia. El poder semi-dictatorial asumido por Indira Gandhi durante los dos años que dura la Emergencia supone una fuerte decepción para gran parte de la población india que vivía esperanzada e ilusionada la época democrática. Se critica además el excesivo poder acumulado por el hijo de Indira, interpretado como el abuso de poder de una dinastía familiar que debería ser cuestionada. El discurso de Sonali en la novela se ha interpretado como la voz de la propia autora, debido a ciertas similitudes biográficas que personaje y escritora comparten.