- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
Literaturas extranjeras



 
 

La Narrativa Femenina Indo-Angla
1970-1980: Shashi Deshpande, Rama Mehta, Namita Gokhale, Nina Sibal y Gita Mehta.

Nuria López Fernández, Universidad de Sheffield (UK)
Carmen Escobedo de Tapia, Universidad de Oviedo.
ISBN- 84-9714-036-2

 

Palabras clave: Shashi Deshpande, Rama Mehta, Namita Gokhale, Nina Sibal, Gita Mehta, occidentalización, patriarcado, tradición india, mujer india educada, nuevas tendencias narrativas.

  Tras la primera generación de novelistas indo-anglas de la postindependencia, la novela indo-angla escrita por mujeres continúa fortaleciéndose durante las décadas de los 70 y los 80 con la aparición de las primeras obras de un nuevo grupo de escritoras. Durante los 80, algunas de estas autoras continuaron la temática introducida por novelistas indias anteriores. Así, los temas tratados en muchas de las obras de Shashi Deshpande y la única novela de Rama Mehta, Inside the Haveli (1977), coinciden en gran parte con los abordados por Anita Desai en sus novelas.

Otras, sin embargo, principalmente a finales de los 80, optaron por nuevos caminos literarios, con nuevos temas y nuevas narrativas. Este es el caso, por ejemplo, de Gita Mehta y Nina Sibal, que orientaron sus novelas más hacia temas históricos y metafísicos que a la crítica de los valores patriarcales de la sociedad india contemporánea.

Situada cronológicamente entre estas dos tendencias generales y sin pertenecer a ninguna de ellas, Paro: Dreams of Passion (1984), la primera novela de Namita Gokhale, constituyó una innovación temática y narrativa en la novela indo-angla femenina, convirtiéndose en la novela pionera de la narrativa erótica indo-angla, que posteriormente continuaría con Shobha De.

Estas dos orientaciones generales en la narrativa de estas escritoras son un reflejo de la sociedad india del momento, que buscaba el equilibrio y compromiso entre la permanencia de los valores tradicionales y la adquisición de ideas llegadas de occidente. En el caso concreto de la mujer india, este “enfrentamiento” entre lo tradicional y lo moderno es especialmente relevante para explicar la evolución de la narrativa indo-angla femenina durante los 70 y los 80.

Los años 70 fueron decisivos en el desarrollo de la conciencia feminista entre las mujeres indias. En 1974, el informe Towards Equality, emitido por el Committee on the Status of Women in India (bajo el mandato de la Primera Ministra Indira Gandhi) ponía de manifiesto que la mujer india continuaba sufriendo grandes desigualdades respecto al hombre en diferentes ámbitos sociales (educativo, económico, etc.). Fueron muchas las organizaciones de mujeres que se formaron a partir de 1975 para defender los derechos de la mujer india, ocupándose de temas como la violencia doméstica o la continuidad de la práctica de la dote. Estas organizaciones se dedicaron también a la investigación de la situación de la mujer. Este interés se reflejó además en el mundo académico con la formación de la Asociación India de Estudios de la Mujer en 1981.

La fuerza del movimiento feminista durante la década de los 70 se refleja en gran parte de la narrativa indo-angla femenina de esta época. Tal es el caso de la única novela de Rama Mehta, Inside the Haveli (1977), la mayoría de las novelas de Shashi Deshpande, e incluso de la primera novela de Namita Gokhale, Paro: Dreams of Passion (1984), que introduciendo por primera vez escenas eróticas en una novela femenina subvierte la imagen tradicional de la mujer India generalmente identificada únicamente como esposa y madre.

Como hemos mencionado anteriormente, las novelas de Shashi Deshpande y Rama Mehta guardan un paralelismo  temático con las novelas de Anita Desai. Al igual que ésta, Deshpande y Mehta ofrecen una visión realista de la mujer india contemporánea de clase media, frecuentemente atrapada entre las restricciones de una tradición milenaria y las libertades de una nueva India cada vez más influenciada por ideas occidentales.

La protagonista de Inside the Haveli (1977), de Rama Mehta[1], es Geeta, una joven educada en Bombay que al contraer matrimonio se traslada a vivir con la tradicional familia de su esposo en Udaipur. La novela muestra cómo el concepto del honor masculino marca la vida de las mujeres en el haveli, implicando estrictas restricciones físicas y psicológicas a las que Geeta no está acostumbrada. La experiencia de Geeta es muy similar a la de Monisha en Voices in the City (Anita Desai, 1965): ambas han recibido una educación, viven enclaustradas tras sus matrimonios, sometidas tanto a la autoridad de sus suegras como a la de sus maridos.

Shashi Deshpande también elige a la mujer india educada como protagonista de muchas de sus obras. En su primera novela[2], The Dark Holds no Terrors, publicada en 1980, Deshpande narra la historia de Sarita, una joven mujer india que, tras conseguir licenciarse en Medicina y casarse por amor (contradiciendo los deseos de sus padres en ambas ocasiones), ve cómo su matrimonio se deshace debido a la incapacidad de su marido de aceptar el éxito profesional de su esposa. Manu interpreta los abundantes ingresos económicos de Sarita como un ataque a su autoridad, y a la vez a su masculinidad, provocándole un cambio de carácter que lo convierte en un violador.

Sarita incluso llega a sentirse culpable del comportamiento de su marido. La responsabilidad que la protagonista siente por la pérdida de masculinidad de su esposo refleja la influencia en la mente femenina de la creencia patriarcal de que el cuerpo de la mujer pertenece al hombre. Este sentimiento de culpabilidad muestra el gran arraigo de las ideas tradicionales, que no permite aún que la mujer india pueda vivir prescindiendo totalmente de ellas, éstas siguen marcando su vida de una forma clara.

Incapaz de buscar refugio en su familia (por haber contraido matrimonio con Manu en contra de la voluntad de sus padres), Sarita se siente aislada, incapaz de tomar una decisión, y finalmente decide acomodarse a su situación. Es en momentos como éstos en los que Deshpande muestra las contradicciones de la vida de una mujer india educada: una mujer que inicialmente se opone a la tradición para conseguir cierta independencia pero que termina siendo vencida por la fuerza de la tradición en su entorno social.

La protagonista de Roots and Shadows (1983) también contradice a su familia y contrae matrimonio con una persona de su propia elección. El carácter e ideas de este personaje contrastan totalmente con las del resto de mujeres de la familia, que representan a generaciones anteriores de mujeres indias, cuyo propósito en la vida es el matrimonio y la maternidad, sin reclamar un espacio para sus propios intereses y deseos, para su propia identidad.

Pero a pesar de sus “modernos” ideales y de su reivindicación de la independencia y libertad de la mujer, Indu termina por convertirse en una mujer sumisa. Indu es consciente que finalmente se está comportando como las mujeres de generaciones anteriores, un comportamiento que siempre rechazó con burla. Como en The Dark Holds no Terror, en Roots and Shadows la joven protagonista sucumbe a la presión social, a la tradición, y sus deseos de cambio no se realizan.

Tras Inside the Haveli de Rama Mehta y las dos primeras novelas de Shashi Deshpande, irrumpe en la escena literaria indo-angla femenina Paro: Dreams of Passion (1984), la primera novela de Namita Ghokale[3]. La obra fue un éxito inmediato tanto en la India como en Occidente. La historia está ambientada en Delhi y Bombay. En esta última ciudad había vivido la autora durante los primeros años de matrimonio. Tras fracasar como editora de una revista de cine, ella y su marido se trasladaron a Delhi, donde disfrutaron tanto de temporadas de gran apogeo económico como de periodos de graves dificultades financieras. La experiencia de su estancia en las dos ciudades proporcionó a  Gokhale material suficiente para escribir su primera novela, que según ella pretendía ser una crítica a las excesivas pretensions de la clase alta de Delhi.[4]

Paro: Dreams of Passion está considerada como la primera novela indo-angla escrita por mujeres que introdujo referencias eróticas de una forma directa y franca. Su obra fue pionera en el género erótico que posteriormente ha hecho famosa a Shobha De en el ámbito de la literatura indo-angla femenina.

Gokhale también retrata sin tapujos el coqueteo de los personajes con el alcohol, las drogas y el adulterio. No hay demasiadas insinuaciones en su narrativa, la historia se despliega ante el lector de una forma transparente que contrasta con la mayor introspección de la mayoría de la narrativa indo-angla femenina hasta ese momento. A pesar del éxito rotundo e inmediato de su primera novela, Gokhale no volvió a escribir durante los diez años siguientes.

Shashi Deshpande es la escritora más prolífica de esta generación de escritoras. Continúa escribiendo durante los últimos años de los 80 y durante la década de los 90. En las obras de este periodo su interés temático sigue siendo la lucha de la mujer india educada por alcanzar mayor independencia en una sociead tradicional.

En That Long Silence (1988), la protagonista, Jaya, a pesar de haber recibido una educación y conocer el pensamiento occidental, termina anhelando ser considerada una esposa perfecta. Aunque es consciente del sufrimiento que implica amoldarse al ideal indio de la esposa perfecta, basado a su vez en figuras mitológicas femeninas como Sita, Jaya opta por el silencio y la pasividad. En un discurso dado en Zürich en 1997, Deshpande señalaba que

in India, myths are perhaps even more powerful, for they have been with us in a long and unbroken tradition. […] The myths continue to be a reference point for people in their daily lives and we have so internalised them that they are part of our psyche, part of our personal, religious and Indian identity.[5]

 

Estas palabras de Deshpande sirven para explicar en parte el comportamiento de la protagonista. Java ha internalizado el mito de Sita como ideal de esposa, y sigue ese ideal como un punto de referencia de gran importancia en su vida. La narración en primera persona permite confirmar la fuerte consciencia que Jaya tiene de su situación, y permite además ver la contradicción entre lo que piensa y lo que hace, contradicción que acentúa aun más las fuerzas opuestas que guian la vida del personaje.

En The Binding Vine, publicada en 1993, Urmila encuentra el diario y los poemas escritos por su suegra, en los que ella revela algunas de las injusticias sufridas en su matrimonio. Los escritos se convierten en una fuente de inspiración para Urmila, que lucha contra injusticias semejantes. La alternancia de primera y tercera persona en la narración, combinando tiempo presente y pasado respectivamente, permite contraponer la historia de dos mujeres de diferente generación que se enfrentan a problemas similares.

Estructuralmente hablando, A Matter of Time (1996) presenta una forma muy semejante. Cuatro generaciones de mujeres, todas pertenecientes a la misma familia, forman el núcleo de la historia. La doble perspectiva temporal es la estrategia narrativa que desvela alternativamente el pasado y el presente de la vida de estas mujeres. Las dificultades maritales ocupan un lugar central en la trama, de hecho han sido las causantes de que todas las mujeres se hayan reunido de nuevo en la casa natal.

Con excepción de su última novela, Small Remedies (2000), en la que se narra la historia de una mujer a la que se le ha encargado que escriba la biografía de una conocida cantante, y que explora la imposibilidad de reflejar todos los matices de la vida con palabras, todas las novelas de Deshpande analizan la situación de la mujer india de clase media, generalmente educada.

Su obra novelística compone un universo primordialmente femenino. Como Anita Desai, Deshpande presta especial atención a los procesos psicológicos de las protagonitas, indaga en sus pensamientos y sus miedos, a la vez que descubre su determinación. Sin plantearse dedicar su escritura a personajes femeninos, Deshpande los ha retratado en mucha más profundidad que a los personajes masculinos. Ella misma señala que la mayor parte de su escritura

comes out of my own intense and long suppressed feelings about what it is to be a woman in our society; it comes out of the experience of the difficulty of playing the different roles enjoined upon me by society, out of the knowledge that I am something more and something different from the sum total of these roles. My writing comes out of my consciousness of the conflict between my idea of myself as a human being and the idea that society has of me as a woman.[6]

 

Es precisamente, como hemos señalado anteriormente, esta lucha entre la identidad que la mujer india desea y la que se le impone por la sociedad patriarcal en la que vive, lo que domina la mayoría de las historias narradas por Deshpande. La atención que esta escritora presta a la vida de la mujer india ha llevado a la crítica literaria a calificar su obra como “feminista”. Deshpande, sin embargo, ha manifestado en diferentes ocasiones que no se siente unida a ningún movimiento feminista ni a un grupo de escritoras feministas en particular; la presencia femenina en sus obras surge de su propia experiencia de forma natural.



[1] Rama Mehta falleció en 1978, un año después de la publicación de Inside the Haveli, que ha quedado como su única novela.

[2] Aunque aquí nos referiremos únicamente a sus novelas, Shashi Deshpande ha publicado también colecciones de historias cortas. La primera de ellas, titulada The Legacy, se publicó en 1972. Ha escrito además varios libros infantiles.

[3] Además de sus novelas, Namita Gokhale ha publicado una colección de historias contadas por mujeres Kumaoni: Mountain Echoes: Reminiscences of Kumaoni Women, y un libro sobre los aspectos religiosos y sociales relacionados con el dios Shiva: The Book of Shiva.

[5] “The Indian woman – stereotypes, images and realities”, http://ch.8m.com/cgi-bin/framed/1283/talk1.htm, 9 pp., p. 1.  

[6] Rita Menon, “No Longer Silent”. An Afterword published in A Matter of Time, www.ch.8m.com/shashi.htm, pp 17, p. 13.