- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
Literaturas extranjeras



 
 
1.- La India colonial y post-colonial: panorama histórico. 3/5
ISBN-84-9714-037-0
 

La Partición.

En 1935 se promulgó el Acta de Gobierno de la India, que garantizaba la autonomía provincial. (Pouchepadass, 1975:147). Se propuso la creación de una asamblea legislativa de dos cámaras, cuyos miembros serían nombrados por los príncipes por una parte y, por otra, elegidos por el 14 % de los indios a los que se les había concedido el voto. A pesar de oponerse al Acta, el Congreso decidió participar igualmente en las elecciones y formar parte del gobierno.
En ese momento se vivía con inquietud en todo el mundo la amenaza del nazismo y el fascismo, que cada vez cobraban más auge en Alemania, Italia y Japón. La lucha de los pueblos colonizados por su emancipación se hacía cada vez más fuerte. La lucha de los pueblos colonizados por su emancipación se hacía cada vez más fuerte. La India expresó su voluntad de permanecer al lado de los británicos y de los aliados en la lucha contra el nazismo, pero su apoyo no fue incondicional. Según los líderes indios, una India libre sería mucho más eficaz en la resistencia contra los nazis, y en 1940 aceptaron apoyar activamente a Gran Bretaña si a cambio se les concedía una independencia inmediata.

Sin embargo, el gobierno británico seguía sin estar dispuesto a conceder a la India la independencia total. En 1942 el Congreso lanzó una llamada a todos los indios para obligar a los británicos a abandonar la colonia, es el movimiento Quit India . La violencia estalló en todo el país y los dirigentes del Congreso fueron de nuevo encarcelados.

En mayo de 1945 terminó la Segunda Guerra Mundial y Gran Bretaña, que había quedado exhausta y ya no era una gran potencia económica y militar, comienza a sentir a la India como una carga. El nuevo gobierno británico laborista presidido por Clement Attlee anuncia su intención de conceder la independencia a la colonia. En marzo de 1946 llegó a la India un gabinete británico para preparar el programa de cambios políticos, necesarios para asegurar un acceso tranquilo de la India  a la independencia. Se pidió la colaboración del Partido del Congreso y de la Liga Musulmana, pero éstos no llegan a un acuerdo y el propio gabinete redactó su plan en solitario. ((Rawding, 1980:42).

El enfrentamiento entre hindúes y musulmanes era lo que en esos momentos más dificultaba el acceso a la independencia. Los británicos se mostraban contrarios a la partición de la India y propusieron un parlamento federal que salvaguardase los derechos de las minorías religiosas. La Liga hizo más firme su reivindicación de un Pakistán separado y en agosto de 1946 estallaron en Bengala los enfrentamientos más sangrientos entre  las comunidades musulmana e hindú.
A principios de 1947 se tomó por fin la decisión de conceder la independencia a la India y de crear el nuevo Estado de Pakistán. El gobierno británico nombró virrey a Lord Mountbatten para que llevase a cabo el proceso. Pakistán comprendería una región al oeste y otra al este de Bengala, lo que actualmente es Bangladesh. Comenzó entonces el gran movimiento de emigración en dos direcciones, los hindúes huían del nuevo territorio pakistaní y los musulmanes abandonaban lo que sería la Unión India.

El segundo asunto que aún quedaba por resolver era la unificación del territorio de la Unión India. Los estados regidos por príncipes pudieron unirse libremente a uno de los dos nuevos dominios, decidiendo la mayoría de ellos pertenecer a la India. El caso más problemático fue el de Cachemira, estado gobernado por un marajá hindú pero donde tres cuartas partes de la población eran musulmanas. El marajá firmó la anexión a la Unión enfrentándose a las fuerzas pakistaníes y fue necesaria la intervención de la ONU para que se aceptase la línea de demarcación, aunque el conflicto nunca consiguió solucionarse por completo y aún continúa actualmente.
El 15 de agosto de 1947 la India, con Jawaharlal Nehru como Primer Ministro, y Pakistán bajo el gobierno de Mohammad Ali Jinnah, se convirtieron en naciones independientes dentro de la Commonwealth Británica. Mientras la población saltaba a la calle para celebrar la tan esperada independencia, Gandhi permanecía en su casa de Calcuta rechazando participar en las ceremonias que se habían organizado en Nueva Delhi. Consideró que había fracasado en su intento de unir a musulmanes e hindúes en un mismo país. Según Rawding, la India no respondió a su invocación a la paz y la hermandad, por lo que exclamó entristecido: " Mis 32 años de trabajo han tenido un final ignominioso" .  ( Rawding, 1980:46). En enero de 1948 el Mahatma fue asesinado por un fanático líder de los comunistas hindúes que se encontraba entre las personas que se habían reunido en su casa de Nueva Delhi para escuchar sus oraciones.

La etapa de la India independiente.

En este renovado clima internacional comenzó la nueva etapa de la historia india: la etapa de la India independiente. Jawarhalal Nehru fue el encargado de dirigir el nuevo país y estuvo al frente del gobierno del Congreso hasta su fallecimiento por un paro cardíaco en 1964. Los primeros años tras la independencia la política interior se centró en solucionar los graves problemas que se habían heredado de la partición: el restablecimiento de los refugiados, la continuación de los conflictos religiosos al seguir contando la Unión India con un 10 % de población musulmana y el estallido de una guerra no declarada con Pakistán por la cuestión de Cachemira.
Fecha clave para el gobierno indio tras la independencia es el 26 de enero de 1950, día en que la nueva Constitución india entró en vigor. Los puntos principales se habían tomado del Acta de Gobierno de la India de 1935, otros aspectos seguían el modelo de las constituciones de Estados Unidos y de países de la Commonwealth. El documento definía a la India como una República soberana y democrática, la República de la India o Unión India. ( Pouchepadass, 1975:176). Durante los años siguientes se llevan a cabo tareas administrativas como la integración de principados al territorio del subcontinente.

Sin embargo, la lengua va a ser el factor que condicione las posteriores divisiones territoriales. En 1953 Andhra Pradesh se desmembra del estado de Madrás; la ley de Reorganización de los Estados de 1956, también por motivos linguísticos, establece una federación de catorce estados y seis territorios; en 1960 se añaden Gujarat y Maharastra y en 1963 Nagalan; Punjab se divide en Haryana y Punjab, etc. Actualment la Unión India cuenta con 25 estados y seis territorios.
Además de solucionar estos nacionalismos linguísticos, en la década de los 50 el gobierno de Nehru tuvo como máxima prioridad la reforma agraria e industrial. En el momento de la independencia la India vivía una situación económica desastrosa, la producción agrícola estaba estancada y la industria funcionaba muy por debajo de su capacidad. El problema se agravaba por un crecimiento demográfico de cinco millones de personas al año. Inmediatamente tras la independencia se reconoce el derecho a la propiedad y la expansión se pone en marcha con ña inversión de capital público y privado.

La política exterior de la India durante el gobierno de Nehru se caracterizó por lo que él mismo llamó " no-alienación" y que se basaba en cinco principios: el respeto por otras naciones y la soberanía e integración territorial, la no-agresión, la no intervención en asuntos internacionales, la convivencia pacífica, la igualdad y el beneficio mutuo. Durante todo su mandato Nehru intentó identificar la política exterior de su país con el anticolonialismo y promover el papel de la India como Estado pacificador. Muchos consideraron la política de Nehru como una extensión de las ideas de Mahatma Gandhi.

Al morir Nehru, su hija, Indira Gandhi, no tenía la suficiente significancia política como para sucederlo, a pesar de haber actuado como presidente del Partido del Congreso en 1959. Fue Lal Bahadur Shastri quien ocupó el puesto del Primer Ministro. Durante su mandato, que duró únicamente dieciocho meses, Indira Gandhi fue Ministra de Información, y cuando Shastri fallece en 1964, elle se convirtió en Primer Ministro de la Unión India.

A pesar de la firma de un tratado de paz entre la India y Pakistán en 1972, paso importante para asegurar la calma en la política exterior india, la política interior no discurría sin embargo por buen camino. La intolerancia de Indira ante las diferentes opiniones de otros miembros del partido, la creciente corrupción del gobierno, las atrocidades cometidas por las clases altas contra los intocables y el excesivo poder que estaba acumulando su hijo, Sanjay Gandhi, provocaron un descontento general hacia su gobierno. En junio de 1975, dando un paso sin precedentes, Indira Gandhi declaró un estado de emergencia que duró hasta 1977. Suspendió todas las libertades civiles, impuso la censura en la prensa y mandó arrestar a los líderes políticos de la oposición.
La Primer Ministro acumuló un poder casi absoluto ante el cual los indios reaccionaron en las elecciones de 1977 demostrando, con la derrota de Indira Gandhi, que no estaban dispuestos a poner en peligro su democracia. Pero en 1980, la coalición Janata, que gobernaba desde las elecciones de 1977, se deshizo y se convocaron las elecciones que llevaron a Indira Gandhi de nuevo al poder. En 1984 es asesinada por miembros de su guardia personal, extremistas de la religión sikh. La acción militar que Indira había ordenado para acabar con las acciones terroristas llevadas a cabo por los sikhs en Amritsar  provocó un gran número de muertos entre esta comunidad. Los sikhs nunca perdonaron a la Primer Ministro y su asesinato fue el resultado del odio que desde entonces tenían hacia ella.