- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
Literaturas extranjeras



 
 

22.  Ritual, símbolo y mito en la obra de James Joyce (1882-1941) Estudio de A Portrait of the Artist as a Young Man. 2/4


Jose L. Caramés Lage
Universidad de Oviedo
ISBN-84-9714-031-1

 

Su primera publicación se puede fechar en el año 1891 y a los 9 años de edad. Escribe un panfleto sobre el héroe irlandés J. S. Parnell. Su primer ensayo es sobre el teatro de Ibsen. Lo publica en la Forthninghtly Review  en el año 1900. Su anhelo para entender a Ibsen es tan grande que aprende noruego para leerlo en el original y llegar a su mayor profundidad.  A los 19 años publicó The Day of Rabblemente   en donde ataca muy duramente la idea de un Teatro Nacional irlandés pues el desea se representen obras extranjeras.

Su primer libro se tituló Chamber Music,  Londres, 1907. Lo componen 36 canciones de amor a la manera de los poemas isabelinos y, realmente, se inspiran en Ben Jonson y en el poeta francés Paul Verlaine. Escribe algunos relatos de lo que llegará a ser Dubliners,  Dublín, 1904. Además, escribe pequeños cuadros en prosa, líricos y soñadores, escenas domésticas y ocurrencias cotidianas.  Les llama Epifanías.

En el año 1909 traduce al italiano a Synge y a Yeats. En 1912 trata de publicar Dubliners  con el título de Gente De Dublin  pero no saldrá hasta el año 1912. La obra Retrato del Artista Adolescente  se publica en 1914 en la Revista The Egoist, editada por dos mujeres, una de las cuales se va a convertir en su mecenas vitalicia. Se llamaba Miss Harriet Weaver y era hija de un médico rural. la obra se traduce al francés en el año 1924; al español en 1925; al japonés en 1932 y al alemán en 1933.

En el año 1922 publica Ulises.  Ya había aparecido por entregas, al menos en algunas de sus partes, en la Revista americana, Little Review y, más tarde, en The Egoist. La obra narra los acontecimientos de un sólo día, el 16 de junio de 1904, en la vida de Stephen Dedalus y de Leopoldo Bloom. El personaje de Stephen corresponderá a Telémaco. El de Bloom es el moderno Ulises en contpínuo destino errante que, al igual que en Homero y, trás vencer en Troya, vaga 10 años sin poder regresar a su tierra. En el caso de Bloom sólo vaga 16 horas por Dublín antes de regresar junto a Mariom Bloom, esto es, su Penélope.

En Estados Unidos la novela tardó en ser autorizada, realmente hasta el año 1933. También fue prohibida en Gran Bretaña en donde se distribuyó de manera clandestina hasta octubre de 1936.

En 1918 publicó su obra dramática Exiliados   que fue estrenada en 1925. Trta de la vuelta de un escritor a una Irlanda que antes le había rechazado pero que ahora reconoce toda su valía. Publica otras obras, cuentos, poemas, hasta que en el año 1922, una estancia en Gran Bretaña le sugiere el tema de una obra que compone, en principio con el título de Work in Progress. Aparecerá en el año 1939 con el título final de Finnegans Wake.

Este título proviene de una antigua balada irlandesa de music-hall que cuenta como un tipo muy raro, llamado Tim Finnegan, se cayó una mañana por una escalera para acabar rompiéndose el cráneo. Sus amigos y conocidos se reúnen para velarlo, se pelean, loran. bailan y, en el lío que se forma dejan caer un galón de whiskey sobre el muerto que se despierta.

La novela es una serie de sueños que tienen lugar durante una noche en la vida del personaje Humphrey Chimpden Earwicker que simboliza, nada menos, que a toda la humanidad. La dificultad para la lectura del libro es enorme pues el lenguaje que utiliza nuestro autor es un síntesis de unos 60 idiomas distintos.

Contexto.

            A partir del año 1870, Europa toma otros derroteros. Aparecen dos nuevos estados como son Italia y Alemania. Este último estado comienza su expansión colonial incrementando su flota, algo que perjudica a potencias como Gran Bretaña y Francia. Comienza la competencia en Europa, algo que conlleva, al mismo tiempo, a un nuevo sistema de alianzas, tensiones y careras por alcanzar determinadas metas. Entre las más importantes podemos mencionar a la carrera por el armamento y a la enorme rivalidad por el dominio naval entre Alemania y Gran Bretaña.

Aparece la exaltación nacionalista en Alemania y Francia y, con ella, una evolución del militarismo  y de un ambiente propicio para el belicismo. Pueblos pertenecientes a los dominios de los imperios austriaco y otomano se comienzan a sublevar. Francia choca con Alemania por el protectorado de Marruecos; surgen las guerras balcánicas, hasta que en junio del año 1914, el heredero de la corona imperial austriaco es asesinado en Sarajevo.

Con esto comienza la primera Guerra mundial: Austria culpa a Servia; Alemania, Austria y Hungría (imperio austro-húngaro), Turquía y Bulgaria invaden Bélgica y Francia. Además, atacan a Rusia. Los aliados, es decir, Servia, Rusia, Francia, Bélgica, Gran Bretaña, Italia, Rumania, Gracia, Portugal y Japón logran contener el avance en Francia mientras que Rusia cae vencida. En el año 1917 los Estados Unidos entran en guerra a favor de los aliados y un año después se derrota al bloque alemán.

El Tratado de Versalles pone fin a la guerra y muchas de las colonias alemanas pasan a manos francesas y británicas. Desaparecen los imperios austriaco y turco y se da paso a nuevas fronteras y estados. Estados Unidos comienza a influir en Europa. En el año 1917 se produce la Revolución Rusa, cuyo líder, Lenin nacionaliza la economía e impone un nuevo tipo de Estado bajo la dirección de un único partido, el comunistas o bolchevique. En el año 1922 se constituye lo que se denominará hasta el año 1989, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Al mismo tiempo, tras la primera Guerra mundial surgen ideologías fascistas que rechazan todo liberalismo y que se oponen a cualquier tipo de democracia. El fascismo admite sólo un partido, el fascista, que resulta ser el portador de los valores y virtudes eternos  de la nación. Sus personajes son Mussolini en Italia, el General Franco en España y, de una forma aún más brusca, el nacismo alemán de Adolf Hitler.

La segunda Guerra Mundial separó al mundo en dos bloques en lo que se denomonó la Guerra fría. Más de 55 millones de personas murieron durante la guerra y las pérdidas en cualquier aspecto de la vida humana fueron cuantiosísimas. Un nuevo mapa de Europa es trazado y hasta en oriente, con la derrota de Japón, se crean nuevos horizontes, tanto colonialistas como nacionalistas.

La familia Joyce busca refugio, tanto en la primera como en la segunda Guerras Mundiales, en Suiza.

Para la ciencia, los últimos años del siglo XIX, fueron importantes, puesto que se inventa la dinamo, la bombilla eléctrica, el telégrafo, el teléfono y el fonógrafo. Se descubre el radio, la máquina de fotos y la de hacer cine. Además, las leyes de Mendel de la herencia y las vacunas de otro científico universal, Louis Pasteur, hacen que la Humanidad se encuentre en un momento de gran avance histórico. También ayudan las teorías de Darwin sobre el origen y la evolución de las especies. Fleming, ya en el siglo XX, dará un paso muy importante para la humanidad.

En el mundo del arte destaca el impresionismo de Degas, Monet y Renoir; además, surgen pintores que renovarán el mundo de la pintura a lo largo de todo el siglo XX: Gaugin, Cezanne, Van Gogh, etc. En la arquitectura se utilizan nuevos materiales como el hierro, el hormigón o el cristal, apareciendo movimientos muy funcionales.

Desde principios de siglo XX se experimentan profundos cambios en las corrientes artísticas, sobre todo en la pintura. Aquí, los cubistas como Archipenko, Gargallo, Juan Gris y Picasso que mezclan las formas llenas con las huecas en un delirio de volúmenes que se descomponen en planos y dimensiones; los fauvistas como Matisse y Duffy que valoran el color por encima de la figura pintada; la pintura naïf, llena de simbolismo y de ingenuidad; el expresionismo de Marc, Modigliani o Roualt y el surrealismo de Dalí y Miró, asientan las nuevas y variadas tendencias artísticas del siglo XX.

Literariamente el contexto de Joyce comienza en el realismo  de finales del siglo XIX. A esta corriente literaria habrá que añadirle el modernismo  de principios de siglo XX y el postmodernismo de las últimas décadas del siglo pasado. Además, podemos añadir otras corrientes que se interseccionan con las ya mencionadas como serían el naturalismo, el simbolismo, el imagismo, el futurismo, el expresionismo, el subrrealismo, el idealismo, la literatura fantástica o, aún, la de ciencia ficción.

El problema de James Joyce es que no encaja en ninguna corriente puesto que él mismo es el creador de una distinta a las existentes. En su obra se mezclarán el estudio realista y el psicológico; lo objetivo y lo subjetivo; la descripción y la conducta; lo equilibrado y lo extremo; la descripción y la reacción en un devenir que fluye de la conciencia y de la acción.

Quizás se pueda considerar a Joyce como un modernista innovador ya que su obra sincretiza los objetivos estéticos que posee con la representación de la realidad, en un lenguaje muy rico en matices que fluye de la mente en un manantial de la conciencia.