- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
Literaturas extranjeras



 
 

23.  El mundo narrativo de Virginia Woolf. Estudio de Mrs Dalloway. 1/4


Jose L. Caramés Lage
Universidad de Oviedo
ISBN-84-9714-031-1

 

Ficha índice.

Contenido teórico.

Práctica resuelta.

Resumen práctica.

Glosario.

Bibliografía.

Cuestiones prácticas.

----------------------------------------------

Ficha índice.

Contenido teórico.

 - Virginia Woolf (1882-1941)

Biografía.

Virginia Stephen (de soltera) y Woolf (de casada) nació el 25 de enero de 1882 en el número 22 de Hyde Park Gate en Londres. Sus padres eran viudos y en la casa familiar compartían sus hermanos Thoby, Vanesa y Adrian, además una hija deficiente mental que Leslie Stephen (padre de Virginia) tuvo con la hija del novelista William Thackeray y tres hijos más que había tenido en su anterior matrimonio, Julia Stephen, la madre de Virginia.

Virginia se educa en la clase media a la que pertenece. Su madre procedía de la burguesía industrial y se había casado, en primeras nupcias, con Duckworth, un rico abogado de clase alta que seguía manteniendo los valores victorianos. Su madre era agnóstica, influida por el racionalismo cambridgense que se casa, en segundas nupcias, con Leslie Stephen, intelectual que tiene como familiares a directores de colegios, almirantes y ministros.

En la educación de Virginia se van a mezclar, por tanto, el biologismo, determinismo y saber estar del victorianismo con las ideas racionalistas y utilitarias que provienen de instituciones como las universidades de Oxford y de Cambridge.

Leslie Stephen, padre de Virginia, comenzó a estudiar en el Trinity College de Cambridge, en donde consiguió una Fellowship

Contexto.

El nacimiento de la Psicología moderna a finales del siglo XIX fue el resultado de la unión entre la vieja tradición de la filosofía mental y las nuevas aproximaciones de las ciencias biológicas y sociales. La aportación filosófica era dual. Por una parte provenía del rechazo de Aristóteles en el siglo XVII y su hilomórfica unión entre el cuerpo y el alma y su sustitución por la doctrina cartesiana de las dos substancias inconmensurables. Por la otra de la creencia en que la Psicología debía de ser concebida como la Física, es decir, no analizando partículas y movimiento, sino estudiando la consciencia como ideas (partículas) elementales y sus sucesiones (movimientos). Así, la Psicología debería descubrir las leyes básicas de la asociación.

La Psicología experimental surgió de los laboratorios fisiológicos de las universidades en los que se trataba de demostrar que muchos de los problemas psicológicos podían ser entendidos como experimentales y medidos de manera cuantitativa. Así, por ejemplo, el método psicofísico de Fechner adaptó una metodología numérica que servía, al parecer, para controlar la introspección.

Por otro lado, la Biología evolutiva iba introduciéndose y abriendo un nuevo camino para comprender las mentes humanas como algo funcional y dinámico, ya que se pensaba que estaban sujetas a las leyes de la herencia y a un desarrollo desde fases simples a las más complejas.

Basicamente se estaba dando una protesta en contra de todos los estudios sobre la consciencia que habían sido estáticos, analíticos y aislados, es decir, separados de la naturaleza y de la sociedad. De aquí que se comenzó a pensar en una Psicología que tratase el comportamiento humano y a personas reales dentro de un mundo también real. Un ejemplo de estudioso y figura de la Psicología fue James Ward que, desde la Universidad de Cambridge, escribe su Psychological Principles  (1918) que, más tarde, es desarrollado por G. F. Stour, también Fellow  de Cambridge. En sus obra habla de categorías como el impulso, la actividad, el esfuerzo, la voluntad, la atención como esencias de la mente humana. Es decir, se hablaba de una Psicología dinámica que rechazaba la reducción de las mentes a un conglomerado de unidades básicas.

William McDougall (1871-1938) de la Universidad de Oxford será, con estudiosos como Charles Spearman (1863-1945) y los ya mencionados, los que no estén de acuerdo con la Psicología llamada de dominó  que rechazaba la unidad y continuidad del “stream of consciousness” y el “yo”. El término “stream of consciousness” fue acuñado por el psicólogo norteamericano William James en su libro The Priciples of Psychology  publicado en Nueva York en el año 1890. Otros autores como Frederich Hoffman y Henry Levin han reconocido lo impreciso del concepto. Por eso, Levin utilizaba el término retórico francés, monologue intérieur.

En principio el término se aplicó a procesos mentales para evolucionar hacía un concepto retórico que contenía dos palabras bastantes figurativas como son stream   y consciousness  y que respondía a la presentación de los aspectos psicológicos en un personaje de ficción. De aquí que, la novela de “stream of consciousness” se identifica con el objeto que describe, la consciencia, más que con la técnica o los propósitos que contiene. Por eso, es la consciencia el telón de fondo en el que se desarrolla la acción de la obra literaria.

La consciencia no es la inteligencia o la memoria, entendidos como conceptos más restrictivos mentalmente que la consciencia que indica una completa atención mental desde la preconsciencia hasta los niveles de la mente que incluyen la conciencia de la racionalidad y la comunicación. Este último término, la comunicación consciente, es el centro de la ficción psicológica.

La ficción del “stream of consciousness” difiere de los otros tipos de ficción de tipo psicológico en que trata el nivel de la verbalización racional y de la atención. Por eso, los autores que han utilizado el concepto han tratado también de correr paralelamente a una intención estética que tiene que ver con lo epistemológico y con los diferentes niveles de conciencia que van desde el nivel del inconsciente o del olvido hasta el de la comunicación verbal. Además, se puede hablar también de dos niveles más, el pre-hablado y el hablado. El pre-hablado será el nivel que utilizará la literatura del “stream of consciousness” y que recurrirá a una base, en principio, no comunicativa al contrario de la del nivel hablado o escrito que sí será comunicativa.  Por eso, el nivel pre-hablado no estará censurado, controlado racionalmente o lógicamente ordenado puesto que yacerá por debajo de la superficie de una persona.

Por todo ello, podemos decir que la narrativa del “stream of conciousness” será la que hará hincapié en la exploración de los niveles de la consciencia del pre-habla con el propósito de rebelarnos el ser psíquico de sus personajes.

Con la llegada de los psicólogos de la Gestalt que trabajaron principalmente durante el período entre guerras, se comenzaron los estudios sobre la percepción del movimiento, la memoria y el aprendizaje, señalando que es imposible construir lo que percibimos sólo con la acumulación de elementos o datos.

La unidad del funcionamiento orgánico de los seres humanos depende de la formación del carácter, de la construcción de los instintos básicos en sistemas organizados en tendencias emocionales o sentimientos, de la integración de un sentimiento de salvaguarda entendido como un producto social unido al desarrollo del consciente y de la génesis de las ideas en el yo empírico. Toda esta área de la formación del carácter fue ignorada por muchos psicólogos hasta la llegada de la Gestalt que hizo hincapié en ella experimentando en escuelas, clínicas, seminarios, congresos, etc. Todo ello dio paso a los estudios sobre la psicología de la personalidad que utilizó Virginia Woolf en sus obra.

Durante la Primera Guerra Mundial surgieron varias escuelas de Psicología entre las que se pueden mencionar la psicología de la Gestalt, la psicología de la personalidad, la psicología social, la psicología del comportamiento, la psicología hórmica de McDouglas con las implicaciones dinámicas del darvinismo y la teoría de la inteligencia.