LICEUS, Portal de Humanidades, Centro de Formación on Line, Biblioteca Virtual, Editorial...
        
- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
     Museos de interés       Las mejores exposiciones       Itinerarios y rutas culturales   
 
 

MUSEO DO MAR DE GALICIA

 

4. HISTORIA DEL PROYECTO

El anteproyecto de esta obra fue encargado por la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia en diciembre de 1992 a los arquitectos Aldo Rossi y César Portela. Desde esa fecha, además de la muerte del arquitecto italiano, se produjeron una serie de circunstancias que ralentizaron el ritmo de las obras. En 1999, con el encargo del Consorcio de la Zona Franca, el arquitecto pontevedrés César Portela retomó la construcción del Museo y, respetando la idea del anteproyecto inicial, aportó una serie de mejoras para adecuar el espacio a las nuevas necesidades museísticas y ejecutar el proyecto en su totalidad.

César Portela describe así la idea que ha dado forma en su trabajo: "El espacio del Museo se ha concebido como un espacio real que permite realizar a su través un viaje ideal. Su recorrido debe constituir una aventura personal por el espacio y por el tiempo, que sirva para aproximarse y comprender un mundo: el del mar.

El espacio global del Museo se configura como suma de múltiples espacios de menor entidad, que se suceden e interrelacionan, configurando un itinerario-expositor   que semeja una "ruta", un "camino", a lo largo del cual iremos descubriendo la singularidad, el encanto, el misterio y la memoria del mundo marino, y del paisaje litoral, conformando un camino, que a su vez pretende ser claro y lineal, y permitir, desde cualquier punto, una fácil orientación y la toma de decisiones, por parte del visitante, acerca de las múltiples alternativas itinerantes que el Museo ofrece.

El recorrido por el Museo supondrá un paseo a lo largo de un tiempo mítico e histórico, acompañado por la fuerte presencia de la Ría, y constituirá una experiencia científica, artística y vital. Un recorrido por un laberinto estético, a través del cual se puede sentir el regocijo del enriquecimiento cognitivo, la alegría de comprender y de gozar, a partir de secuencias y estímulos, rítmicamente ordenados, en el que los objetos -el factor estático-, y su disposición -el factor cinético-, no son más que elementos de estimulación, y de información, que conforman los "quanta" de un mensaje global, de superior entidad: El Mundo Marino, cuya presencia nos llega del otro lado de los muros a través de los huecos en él practicados. También de los olores y de los sonidos, de la atmósfera toda que impregna el ambiente.

Se trata, al fin, de configurar espacios dotados de un orden propio, que incorporen formas y colores en un proceso de síntesis de las Artes que, a su vez, sean capaces de integrarse e integrar a la Naturaleza. Arquitectura pensada para un lugar, potente, austera, sin gestos gratuitos, depurada, escueta, ligera de equipaje, casi desnuda, como nos decía Machado que se encontraban a borde de la nave, los hijos de la mar, dispuestos a afrontar el último viaje".