- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus



Si quieres ver todas las exposiciones de los museos, salas y fundaciones pincha aquí

Waltercio Caldas
Del 18 de septiembre al 7 de diciembre de 2008

Waltercio Caldas (Río de Xaneiro, 1946) trabaja en el difuso y expandido campo de la escultura contemporánea o, para ser más precisos, con el espacio. No con el objeto, o con el objeto en o dentro de unas relaciones espaciales, sino con el espacio en sí y con todo su potencial a la hora de conformar su experiencia.

 

Artista muy activo y representativo desde los años setenta, siguiendo la estela de la producción cultural brasileña de alto nivel que contó con un siglo XX esplendoroso en arquitectura, música, literatura artes visuales, Waltercio Caldas participa de un momento de efervescencia artística en el que no dejó de operar, con una sólida trayectoria, con una intensa actividad en los ámbitos de la escultura, de la instalación, del dibujo y del libro de artista, y con una exquisitez demostrada en cada una de las exposiciones en las que ha participado.

El propio Waltercio Caldas dice que la historia es la materia prima de su trabajo y lo demuestra por una parte con obras iniciales como una pieza, entre muchas otras de su producción, que está en la colección de MaM de São Paulo y que lleva por título A experiencia Mondrian (1978), o con otras más recientes como es Para Rilke (1992) que pertenece a la colección Daros-Latinoamericana. Se trata de referencias derivadas de su interés por el arte, pero sin señales de citacionismo y de la parodia típicos de la retórica pretendidamente contemporánea. El artista toma el relevo modernista y la concepción progresista del arte reelaborando sus producciones en el marco del sistema y de la historia del arte. Mira el arte, el arte de Brasil, el neoconcretismo o el conceptual, hasta adoptar de una manera muy real y con mucha personalidad una verdadera relación con la historia del arte, tal y como ejemplifica en su conocido libro de artista Velázquez (1996). El artista está formado en la tradición de la escultura y del objeto, muy en línea con una tradición brasileña como la de Clark que inserta objetos en el campo del arte, bien desde el punto de vista semántico y significativo (las obras hechas con tarjetas de visita de Jack Leirner nos traen a la mente este punto de vista) bien del económico (Dinero para treinamento, 1977, de Waltercio Caldas o A Arvore do dinheiro, 1969, de Cildo Meireles). Pero a diferencia de todos ellos, el arte de Waltercio Caldas nos hace dudar de esa clara filiación con tradición brasileña del objeto y de lo conceptual tanto por la precariedad y fragilidad física de su obra como por las conclusiones perceptivas de la mirada traicionada por el vacío que suele caracterizar a la mayoría de sus propuestas.

La obra convencional está acabada cuando la relación entre formas y significados la colman. Una superficie de ilimitadas posibilidades mientras la obra está inacabada se vuelve reducida a una especie de recipiente en el que elementos, formas y colores nada naturales se entretejen con lenguajes estéticos que parecen llenar ese recipiente que es obra acabada. Por el contrario, en el caso de Waltercio Caldas, parece que el artista opta más por vaciar que llenar, por liberar la obra hasta el máximo, por incentivarla a descubrir o a entregarse a un significado abierto y casi ilimitado, de difícil catalogación.

Todo esto no sólo mueve al artista en su labor a realizar una depuración extrema de los elementos, sino sobre todo a considerar el espacio en el que opera la obra –o lo que la propia obra funda- como un elemento activo. Y, además, al mismo tiempo que el espacio se muestra como un elemento plenamente activo, este llega a relacionarse con el tiempo. Todo lo que antes era simple soporte para colocar la estructura de una instalación o los elementos formales de una escultura se transforma en elemento vivo.

El vacío pleno que caracteriza su trabajo se activa a través del movimiento y la percepción del espectador y hace que la estructura de la obra se relacione con el tiempo, que no solo abre un nuevo campo a la escultura sino que también funda sobre la obra una nueva forma de expresión, de percepción y de latencia. Esta extrema latencia presente en toda la obra de Caldas podrá ser apreciada en esta exposición retrospectiva en la que se combinan trabajos anteriores de su trayectoria con obras producidas ex profeso para la especial conformación espacial de las salas de exposición del CGAC.


Comisario: Manuel Olveira


 

CENTRO GALEGO DE ARTE CONTEMPORÁNEA de Santiago de Compostela  
C/ Valle Inclán s/n 
15704 Santiago de Compostela 
A Coruña
Tel: 981-546619
Horario:
Martes / sábado: 11:00-20:00 h  
Domingos: 11:00-20:00 h 
Lunes: cerrado 
Volver al índice de exposiciones
 
http://www.cgac.org/


¿Quieres que aparezca algún evento en la agenda de Liceus.com? Por favor, envíanos la información a
o bien por correo ordinario a:
Liceus, Servicios de Gestión y Comunicación S.L.
C/José del Prado y Palacio, 1 - local
28030-Madrid.




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online