- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009



Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

 

RESEÑA HISTÓRICA DE VILLALAFUENTE

Villalafuente está situado en la llanura derecha del río Valdeperal. El casco urbano, que está rodeado por eras, huertos y tierras de labor, dista 3,7 kilómetros de Saldaña.

Muy probablemente, la localidad surgió con la toma de Saldaña en el último tercio del siglo IX o principios del X, cuando se repoblaron los páramos situados entre el Carrión y el Pisuerga. Pero, sea como sea, seguramente tras la invasión sarracena de la Península Ibérica pudieron quedar unas pocas gentes habitando esta parte del llamado "desierto estratégico del Duero". Mucho antes, en época romana, ya hubo un establecimiento humano en las próximidades de Villalafuente.

En el Becerro de las Behetrías de Castilla, de 1352, era "Villa Lafuente". Por lo que su significado es “la villa de la fuente”.

A mediados del siglo XIV, Villalafuente era una de las localidades de la merindad de Saldaña. Dos siglos y medio después, en 1591, el pueblo todavía formaba parte de la misma circunscripción, que por entonces ya tenía una extensión mucho menor y una naturaleza jurídico-administrativa muy diferente a la del siglo XIV.

Por entonces, mediado el siglo XIV, y gracias también al Becerro de las Behetrías, sabemos que la localidad era lugar de señorío de D. Juan Alfonso de Alburquerque, a quien pagaba por fonsadera 27 maravedíes. Sus vecinos daban al rey moneda y servicios y no pagaban yantar ni fonsadera.

Según documentación de la parroquia de Villalafuente, en 1508, Fernando II de Aragón, el Católico, estuvo cazando por el entorno de Saldaña y pernoctó en la casa de los Cartagena de esta última localidad.

En 1547, ante la Chancillería de Valladolid, se tramitaron los expedientes de Pedro Herrero y Pedro Pérez, dos vecinos de Villalafuente, en "tierra de Saldaña". Ante este tribunal de apelación, las personas que querían probar su hidalguía iniciaban el proceso respectivo en la Sala de Hijosdalgo.

La iglesia parroquial se levantó en el siglo XVII, y se reformó notablemente en los siglos siguientes, XVIII y XIX.

En 1826, según el diccionario geográfico de Sebastián Miñano, Villalafuente contaba con 19 vecinos (77 habitantes), una parroquia, un pósito y dos molinos de aceite de linaza. Pocos años después, en 1834, según la relación topográfica sobre la localidad publicada en el Diccionario geográfico universal, producía trigo y cebada de superior calidad, buen vino y legumbres, ganado lanar y algo de vacuno y caballar. Un regidor pedáneo estaba al frente del gobierno local del lugar, de señorío secular.

A mediados del siglo XIX, gracias a la relación publicada por Pascual Madoz, sabemos que el pueblo contaba con 23 casas, una escuela dotada con 10 fanegas de trigo que daban los niños que a ella concurrían, un molino harinero y uno de aceite de linaza. Además de trigo, cebada y legumbres, sus gentes cultivaban centeno, avena, lino y hortalizas. Los montes eran abundantes en liebres, perdices, y en sus ríos y arroyos se daban cangrejos, lampreas y peces. La actividad comercial de la localidad consistía en “la venta del sobrante de sus productos”.

El 1 de mayo de 1931 se produjo el asesinato del párroco de Villalafuente, el anciano Sotero de Diego, que causó gran conmoción en toda España. Años después, acabada la Guerra Civil, contaba con una población de 80 habitantes de hecho, según el censo de 1940.

El pueblo formó parte del municipio de Membrillar hasta 1974, año en el que fue incorporado al de Saldaña, y su parroquia de San Cristóbal formó parte de la diócesis de León hasta 1956.

Desde tiempo inmemorial, Villalafuente ha participado en la Rogativa de los Veinticinco Pueblos en Saldaña.

Por su belleza, lugares como Valdeveinte, Morcorio y La Majada merecen ser visitados, además del casco urbano, constituido por más de una veintena de casas de adobe y entramado de madera.

Muy recientemente, en febrero de 2005, las aguas procedentes del sondeo denominado «Camino de Villalafuente» han recibido la declaración de su condición de mineral natural.

En la localidad, como en otras de la comarca, conviene conservar para el turismo rural: casas de abobe, casas de poste y carrera, casetas de era, etc.

Actualmente, en 2005, el pueblo cuenta con 37 habitantes (20 mujeres y 17 hombres).

Juan Carlos Pérez

Volver a guías culturales ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online