- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009



Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

 

El museo de los barcos vikingos en Roskilde (Dinamarca) y sus modelos de interpretación.

Por Pilar Pardo Mata

Se intenta analizar el museo de los cinco barcos vikingos encontrados en el fiordo de Roskilde. Igualmente, se hace un análisis de los trabajos que se están llevando a cabo con motivo de la reproducción del barco vikingo de guerra, el Skuldelev 2. Además, se exponen las actividades que el museo ofrece tanto para el público infantil como el adulto y las publicaciones e investigaciones que el propio museo realiza.

Pilar Pardo es licenciada en Prehistoria y Arqueología por la Universidad Autónoma, Madrid. Realiza su tesis doctoral sobre el Neolítico del Próximo Oriente y escribe artículos sobre diversos museos internacionales.

Resumen: Se intenta analizar el museo de los cinco barcos vikingos encontrados en el fiordo de Roskilde. Igualmente, se hace un análisis de los trabajos que se están llevando a cabo con motivo de la reproducción del barco vikingo de guerra, el Skuldelev 2. Además, se exponen las actividades que el museo ofrece tanto para el público infantil como el adulto y las publicaciones e investigaciones que el propio museo realiza.

Palabras clave: barcos vikingos, Roskilde, Skuldelev 2, reconstrucción, canoas, etnografía.



A. - Introducción.
En 1.957 cinco grandes barcos vikingos fueron descubiertos en el fondo del fiordo de Roskilde. Dichos barcos estaban varados y hundidos en la zona más angosta del fiordo como parte de la defensa de la ciudad y capital de Dinamarca para bloquear el acceso de los barcos extranjeros.
El hallazgo de los barcos vikingos daneses terminó con la construcción de un edificio entre los años 1.963-1.969, diseñado por el arquitecto Erik Christian Sørensen, que sirve, actualmente, como marco excepcional para la exposición de dichos barcos vikingos.


Museo de los barcos vikingos y el muelle de los barcos.
(fotografía Pilar Pardo Mata).

El museo al ir creciendo constantemente debido a sus actividades culturales, sobre la cultura marítima danesa, ha tenido que ampliarse más allá de su capacidad física. Por ello, en 1992, se creó un gran programa de exhibición que fue minuciosamente planeado en el cual la primera fase de su construcción incluía una isla y un puerto museo participando en ello los arquitectos Hou & Partnere así como el constructor principal Hojgaard &Schultz A/S y el equipo de ingenieros Carl Bro asociados. Los puertos interiores y exteriores y los dos canales fueron creando una isla con lo cual el museo se incremento. La construcción de una de las copias de un gran barco vikingo se encuentra en el puerto exterior del fiordo. En el interior del puerto y en el lado este del canal se sitúan los pequeños barcos y lanchas pertenecientes a los pescadores de Roskilde.

La isla se halla organizada como un área principal en la que va de dirección este/oeste y sirve como una zona de paseo marítimo público situado a la derecha en conexión con los edificios y las actividades que se organizan en el área del puerto. De norte a sur hay otro acceso a través de un puente que sirve de paso a los visitantes y que comunica con el estacionamiento público de los automóviles. Los edificios del museo se agrupan a lo largo de estas dos áreas. El complejo del museo consta de ocho edificios: tres son almacenes; una nave para el barco; una escuela y un servicio de información; un taller y un centro de estudio. Cada edificio es una entidad independiente con su propio ritmo y vida. Sin embargo, el esquema del museo está formado como una unidad y entidad conjunta. Estos edificios son utilizados como un museo de trabajo donde tanto el personal del museo como el visitante son igualmente importantes. Las actividades relacionadas con el trabajo del museo se sitúan en la primera planta y los visitantes pueden realizar su visita en la planta principal donde se hallan los trabajos de cara al público.

La estructura de los edificios está basada en laminas de madera en torno a un módulo de 180 centímetros y visible en el interior del edificio para marcar la forma y el tamaño de los espacios. Montados entre dichas estructuras están los paneles prefabricados, elementos que aíslan del exterior realizados en madera de cedro rojo; y, el interior se halla cubierto con delgados paneles de madera de abedul de Finlandia. La madera se ha recubierto con un tipo de aceite resistente a los cambios climáticos y la corrosión de manera que con el paso del tiempo la madera tome un tono más oscuro. Para distinguir los diferentes volúmenes del edificio, el exterior se halla equipado con tableros verticales en los dos edificios de almacenes. Las estructuras de las ventanas son de madera encajadas en aluminio. La gran puerta está cubierta con láminas granuladas de acero. Dicha obra fue realizada por Kristian Stærka A/S.
Para la sustentación de los edificios, sobre la isla, se ha creado un tabique de madera dura tropical el cual es resistente a los parásitos marinos. El espacio entre este escenario y las láminas de la pared están rellenos con arena para eliminar la corrosión de las láminas y crear un fuerte pilar de sustentación. Además, el rompeolas forma el puerto exterior y fue construido como una acumulación de arena para soportar la estructura del puente incluyendo un tabique de olas en el exterior de forma vertical de madera dura tropical. El nivel de los pilares bajo el nivel del agua es de 32 metros.

El museo funciona de acuerdo a los cambios estacionales y la climatología por lo que las actividades exteriores dependen del tiempo y los trabajos arqueológicos que se realizan al aire libre solo se pueden verse cuando los hallazgos arqueológicos se han realizado o se realiza una exposición temporal. Las excursiones de las reproducciones de los barcos vikingos solamente se realizan durante el verano y el número de barcos que se halle en el puerto varía dependiendo de la presencia de los barcos del museo. Así la zona del muelle tiene constantes cambios.

El museo muestra al público los barcos vikingos y medievales así como muchas de las características de la construcción de dichos barcos que han sobrevivido hace 1.000 años aunque algunas técnicas todavía perduran en la actualidad.

Además, se exhiben al público un gran número de barcos escandinavos de pesca así como los barcos de carácter etnográfico de otras partes del mundo. En Dinamarca los barcos y botes no solamente poseían las características escandinavas sino que también estaban sujetos a las influencias del sur/ oeste europeo. Esto se ha demostrado con los barcos que iban y venían por las rutas comerciales internacionales. En la actualidad el museo cuenta con más de cuarenta barcos diferentes y muchos de ellos están construidos en el propio museo y algunos de ellos han sido comprados. El propósito de todo este trabajo de investigación es mostrar el desarrollo del diseño del barco vikingo de hace 1.000 años.

B.- Actividades del museo.
El museo cuenta con una amplia actividad en la cual el público visitante puede incorporarse tanto de forma activa, participando en ellas, como de forma pasiva, viendo los barcos vikingos y presenciando las películas. Igualmente, se comenta las actividades que realiza la asociación de amigos del museo. A continuación, se expondrán estas facetas que se realizar.

B. 1. - Un museo para los niños.
El museo de los barcos vikingos tiene un apartado importante dedicado a los niños para que comprendan y entiendan la cultura y la navegación vikinga. Por medio de dos replicas de barcos vikingos que se hallan amarrados en el muelle del museo los niños pueden subir a ellos y sentir la atmósfera de la edad vikinga. Pueden disfrazarse con ropa vikinga así como ponerse la armadura y subir al barco para divertirse.
Otras actividades infantiles que pueden realizar es la de navegar, durante los meses de verano, por el fiordo de Rolkilde con las replicas de los barcos vikingos acompañados de los instructores experimentados del museo y con chalecos salvavidas. La duración de dicho trayecto marítimo es de 50 minutos en el cual se les enseña a remar y a manejar la vela a favor y en contra del viento.

B. 2. - Actividades para los adultos.
El museo cuenta con una gran oferta de actividades para grupos de adultos –organizando visitas de grupos, para instituciones, para grupos privados- quienes quieran disfrutar de una experiencia única en el museo de barcos vikingos. Igualmente, pueden celebrarse reuniones en el museo y su entorno y en el restaurante Snekken, adyacente al museo. Además los miembros de los amigos del museo vikingo pueden obtener gratis dos entradas para dos personas para asistir a varios eventos.
Se realizan recorridos guiados gratuitos tanto del museo de barcos vikingos como del museo de la Isla describiendo los trabajos de reconstrucción de las naves que se están realizando o los barcos vikingos recuperados. En verano se realizan tanto en danés como en inglés diariamente durante una hora. En cambio, los recorridos guiados para grupos, realizados en danés, inglés y alemán, de una hora, se realizan durante todo el año y cuyo coste es de 600 coronas danesas para un máximo de 35 personas.
Los viajes en reproducciones de barcos pueden realizarse con algunos de ellos durante la época estival, desde el 21 de junio al 31 de agosto combinado con la entrada de la visita al museo cuyo coste es de 50 coronas danesas para los adultos y 30 coronas danesas para los niños. Es una experiencia única en la que se puede remar e izar la vela con las instrucciones que realizan a bordo los dos monitores. Cada persona debe llevar obligatoriamente un chaleco salvavidas. Pueden realizarse estas excursiones tanto individualmente como en grupo. Los visitantes que lo realicen individualmente tienen un barco que comparten con otras 14 personas esta experiencia durante una hora por el fiordo de Roskilde cuyas salidas se realizan a las 12:00, 13:00 horas excepto los fines de semana del 18 de agosto al 29 de agosto que salen a las 14:00 y a las 15:00 horas. En cambio, si los viajes en barco se realizan en grupo hay diversas modalidades. Hay viajes que se realizan en el barco de guerra Helge Ask, el barco tradicional Roar Ege o el de pesca Kraka Fyr que puede acomodar a 20, 11 y 12 personas respectivamente. Los botes pequeños, los tradicionales botes de vela Faeroese pueden llevar 8, 12 o 16 personas respectivamente. El viaje en grupo se realiza durante dos horas lo que permite que se den las instrucciones necesarias, por parte de los instructores, para poder remar y colocar la vela. La ruta elegida durante el viaje está determinada por el viento, el tiempo y la habilidad de la tripulación. Otro tipo de viajes en barco son aquellos que se realizan por la tarde y finaliza con la puesta del sol. Se sale del muelle del museo a las 17:30 horas y se regresa a las 21: 30 horas y cuyo coste son 200 coronas danesas


Replica de un barco vikingo en donde el visitante al museo puede navegar.
(fotografía Pilar Pardo).


Interior de la replica del barco vikingo; el instructor dando órdenes a los participantes.
(fotografía Pilar Pardo).

Por otra parte hay un curso de navegación en uno de los barcos vikingos reconstruidos del museo lo que proporciona la práctica de aspectos de la navegación. Se ha planeado un curso para el año 2.003, el día 20 de septiembre, que dura de 10:00 a 16:00 horas. El precio es de 400 coronas danesas por persona. El curso se realiza si hay suficientes participantes y si las condiciones climáticas son aceptables.

B. 3. - La asociación de amigos del museo de los barcos vikingos.
La asociación de Amigos del museo del barco vikingo fue creada el 26 de noviembre de 1990 por un grupo de gente con un profundo interés en la historia. El objetivo de la asociación es apoyar el trabajo del museo y promover su desarrollo. La suscripción anual es de 200 coronas danesas por persona y para los miembros de una corporación 2.000 coronas danesas. Los miembros de la asociación cuentan con: la entrada libre a las conferencias y otras actividades organizadas por la asociación; la entrada libre para dos personas al museo; la entrada libre al museo Real Naval Danés, el museo marítimo danés y el museo nacional de Dinamarca; la oportunidad para comprar las publicaciones del museo del barco vikingo y en la tienda del museo con descuento; recibir la revista Maritime Archaeology dos veces al año. La asociación está representada en el museo en el consejo de directores aunque es una organización independiente.

B. 4. - Los gremios de los barcos del museo del barco vikingo.
Los gremios de los botes han sido establecidos con ocho tipos de barcos tanto en los barcos vikingos como en los botes de otras clases del museo. Los siguientes barcos cuentan con gremios: Roar Ege, Helge Ask, Kraka, Ottar, Estrid, Rana, Brudpigan y Victoria. Los miembros del gremio de barco son voluntarios que dedican su tiempo al mantenimiento de los mismos y a la navegación en las reconstrucciones de los barcos vikingos del museo y otros botes de la colección del museo.

B. 5. - Las publicaciones del museo.
Desde su fundación el museo de los barcos vikingos ha considerado que una de sus más importantes tareas es la publicación de los estudios, tanto en formato de folletos como de libros, de la navegación de los barcos históricos y la vida marina accesible tanto al público en general como al investigador. No solamente cubre los aspectos relativos al descubrimiento y conservación de los cinco barcos vikingos originales sino que también proporciona un profundo conocimiento de las exposiciones temporales y describe con detalle la reconstrucción de los antiguos hallazgos de barcos antiguos y medievales. El trabajo supone la reconstrucción de los barcos vikingos y otros botes del Museo de la Isla y los viajes por mar de los barcos que también son materia de estudios en los artículos que pueden ser comprados por el público en la tienda del museo así como examinar una selección del libro y realizar la compra online en la tienda virtual del museo.
En total hay 43 libros publicados en danés, sueco, ingles y alemán desde que el museo se abrió en 1.969. El primer libro “Five Viking ships from Roskilde Fjiord” fue escrito por Olaf Olsen y Ole Crumlin-Pederson, y, el último, el libro de Max Vinner “Living Traditions” describe los barcos construidos en la época vikinga. Actualmente, se está redactando un libro que trata sobre los botes encontrados de la Edad del Bronce en Hjortspring en la isla danesa de Als y que saldrá a la luz en el 2.003.
El servicio didáctico del museo ha publicado diversos folletos y otros libros de carácter escolar incluyendo entre otros: “Do you know the Viking ships?”, “The Vikings at sea”, “The Vikings on the North Atlantic” y “The enemy approaches”.
Las guías del museo describen las colecciones del museo y sus actividades y es publicado en ocho idiomas: danés, inglés, alemán, francés, italiano, español, holandés y japonés. Actualmente se está elaborando una guía más actualizada con detalles de todos los tipos de barcos y las reconstrucciones que se están llevando a cabo y que será publicada en el 2.003.
Además, desde el año 2.000, el museo del barco vikingo publica un informe anual, en danés e inglés, en internet que puede ser instalado en el ordenador personal de la persona que lo solicite.
Por otra parte, en la página de internet se puede acceder a algunas películas de corta duración. Las películas han sido divididas en grupos y realizadas en colaboración con Streamworks y la música ha sido usado con permiso de KODA y NCB. Para ello se tiene que instalar en el ordenador personal Windows Media Player 9. Dichas películas son: “A tour of the Viking Ship Hall”; “The Viking Ship Museum”, “Life on Museum Island”, “Ottar-the ocean-going trading vessel” y “Young Vikings” que también se muestran al público en el propio museo.

B. 6. – La tienda del museo de los barcos vikingos.
Uno de los aspectos interesantes es la difusión de la cultura vikinga al público. Para ello, el museo cuenta con varias tiendas dentro del recinto en la que se pueden comprar no solamente libros científicos y de divulgación, para adultos o infantiles, sino que se hacen reproducciones de joyería de la época vikinga o de tejidos y vestimenta de aquella época.

C. - El edificio y la sala de los barcos vikingos.
El edificio donde se exhiben los cinco barcos originales, recuperados en la parte bloqueada de Peberrende, un canal natural cerca de Skuldelev, a 20 km. al norte del fiordo de Roskilde, data del año 1.969. Los barcos vikingos corresponden a la época del siglo XI. Tres de los barcos formaban parte de la barrera que se formó en el canal y, los otros dos, de la misma zona cuando la barrera fue reforzada. Dicha barrera era conocida por los pescadores de la zona como una cuesta de rocas. La tradición local cuenta que albergaba un barco hundido por la reina Margarita I (fallecida en 1.412). Pero, no será hasta los años 1.957-1.959 cuando el Museo Nacional de Dinamarca comience sus investigaciones y compruebe que dicha barrera era un gran número de barcos vikingos hundidos. Con motivo de las excavaciones, en 1962, se levanto un muro de hierro alrededor de la barrera a fin de desaguarla. En cuatro meses se consiguió desenterrar los cinco barcos del montón de rocas y sacarlos en miles de fragmentos. La madera de los barcos hundidos fue llevada al Instituto de Conservación del Museo Nacional de Dinamarca, en Brede, donde fue sometido a un largo tratamiento de restauración. La madera fue sometida a un tratamiento para rellenar todos los poros con el glicol de polietileno, una cera artificial a base de agua.

Los barcos que se exhiben comprenden diversos tipos los cuales nos brindan una oportunidad única para conocer sus características más importantes: Skuldelev 1 –barco de mar tipo knarr-, Skuldelev 2 y 4 –barco largo de guerra tipo skeid-, Skuldelev 3, Skuldelev 5 –barco de guerra tipo snekke- y Skuldelev 6 -barco de carga-. A través de diversos paneles se recrea la acción de dichos barcos en esa época así como la cultura de los vikingos. Igualmente, puede verse una película, de 22 minutos, sobre “los barcos vikingos” en el cual se muestra el trabajo de la excavación arqueológica y la conservación de los mismos.

El primer barco, Skuldelev 1, esta construido con tablas gruesas de madera de pino del oeste de Noruega. La parte central estaba abierta para introducir la carga. La tripulación podía ser de 5 a 8 personas y contaba de 2 a 4 remos. Quizás, perteneció a un gran señor que viajaba con su séquito para realizar negocios. Se debió de utilizar en todas partes del mar del Norte y el mar del Este así como en el Atlántico Norte. El estado de conservación está alrededor de un 60-70%. Se ha realizado una copia del mismo, el Saga Siglar, que ha navegado por las aguas del fiordo.

El barco Skuldelev 2-4 fue construido en Dublín, Irlanda, en la década de 1.040 –entre 1.042 y 1.043- por expertos artesanos vikingos que se habían asentado allí y cuya destreza era inherente a la tradición de la construcción del barco escandinavo. La historia del barco está firmemente unida a la expansión escandinava con la historia de los vikingos en Irlanda y con los dramáticos sucesos ocurridos al final del periodo vikingo en la década de 1.060. El tamaño del barco de guerra y su elegante forma tiene su origen en los largos barcos vikingos los cuales con su audacia construcción representaban la más alta tecnología de su tiempo. Este barco tiene una longitud de 30 metros y debía haber tenido una tripulación de 60 a 100 hombres guerreros con 60 remos. Este es un barco que poseían los grandes señores que eran alabados en sus cantos. La madera con la cual está construida es de roble. La velocidad de navegación debió de ser de 6 nudos en distancias largas aunque la velocidad de navegación fue más rápida con vientos favorables. Su estado de conservación es de un 10% aproximadamente.

Interior de la sala del museo de los barcos vikingos.
(fotografía Pilar Pardo).

El bote grande, Skuldelev 3, comprende un barco de carga y de paseo pequeño y elegante que perteneció a un granero local y pudo utilizarse para el transporte del campesinado y su séquito a audiencias y mercados locales. Está construido de madera de roble local, del fiordo de Roskilde. Tenía una cubierta delantera y trasera con tablas sueltas y la parte central estaba abierta para situar 4 toneladas de carga. Constaba de una tripulación de 5 o 6 personas y tenía 5 agujeros para los remos. Con vientos favorables podía navegar, por los mares daneses y el mar del Norte, a una velocidad de 4 nudos. En 1.982 se realizó una copia del barco con madera de roble, el denominado Roar Ege, botado en 1.984, y que se expone, actualmente, en el muelle del museo.

Los restos arqueológicos documentados del barco Skuldelev 5 nos aportan una rica información sobre el barco de guerra pequeño. Estaba construido con maderas –roble, fresno y pino- recicladas de otros barcos. Es probable que fuese construido y mantenido como un servicio por los campesinos guerreros que vivían en los alrededores de Roskilde. Tenía una tripulación de 30 guerreros y 13 parejas de remos. Los extremos de la proa eran desmontables y allí se podían colocar los escudos. Fue un barco apropiado para navegar por los mares del mar del Este. La conservación del barco es de un 50% aproximadamente. En 1991 se construyó una replica de dicho barco, el Helge Ask con el mismo tipo de maderas que el original.

El último de los barcos que se exponen en la Sala del museo corresponde al Skuldelev 6, un velero de carga, del siglo XI, construido con tablas gruesas de pino y abedul de la zona del mar del Este, aunque, debido a su hundimiento, fue reparado con tablas de roble en el fondo. En algún momento el barco fue elevado con una tabla a cada lado para la pesca. Se ha podido conservar en un 70% de su totalidad.

Dentro del mismo recinto de los barcos originales se encuentra la sala de exposiciones temporales donde se exhiben aspectos relativos a la influencia y relación con la cultura vikinga así como sus viajes y expediciones. Actualmente, hay una exposición relativa a “Los vikingos en Irlanda”. En dicha exposición se describe su vida desde las primeras incursiones hasta el final del siglo VIII con la invasión Normanda en el 1.170. Es el encuentro entre dos cultural diferentes: la irlandesa céltica y la nórdica. Para ello el Museo Nacional de Irlanda ha dejado para la exposición algunos objetos originales de las excavaciones de Dublín. Los restos arqueológicos se exponen en una amplia sala donde hay diversas vitrinas que muestran, de forma temática, dichos objetos –aperos de labranza de hierro, utensilios de la vida cotidiana, la joyería, el armamento, objetos de intercambio, etc...- Otra exposición trata sobre “El mar resiste al ataque en Roskilde” que trata sobre la historia de una nave noruega atacando la capital danesa. La exposición cuenta el viaje del barco al fiordo de Roskilde y el asalto a la ciudad.

Este museo de los barcos vikingos junto con el Museo Nacional de Dinamarca es el responsable de la realización de las investigaciones arqueológicas marina, de los hallazgos de los barcos prehistóricos y medievales. Dichas investigaciones son llevadas a cabo con las investigaciones arqueológicas, la documentación de la época en forma de dibujos y fuentes escritas y a través de los estudios etnológicos y etnográficos. Se ocupan de los barcos de tronco sencillos de la Edad de Piedra con tablas montadas con cuerdas; continúa con los barcos de remo de la Edad de Hierro, cuyo conocimiento se debe al hallazgo en Nydam; y, terminan con los barcos vikingos y los de mayor calado –kogge- de la Edad Media. Pero, hay grandes lagunas en el conocimiento de la Edad del Bronce época de la que se cuenta con mucha documentación en forma de dibujos. Por ello, este museo intenta investigar arqueológicamente en las zonas costeras donde este periodo histórico fue intenso.

Actualmente, el museo excava en la corriente de agua de Fribrødre, en la isla de Falster, donde se han realizado investigaciones en los astilleros del final de la época vikinga. También se está excavando en el pantano de Nydam Mose, en el sur de Jutlandia donde se realizan excavaciones arqueológicas del viejo pantano de sacrificio, lugar en el cual se halla el barco Nydamskibet que será expuesto en el museo de los barcos vikingos.

D. - La reproducción de los barcos vikingos en el museo.
Desde el año 1.982 se han reconstruido 10 barcos vikingos y cada uno de ellos ha llevado muchas horas de trabajo en su reconstrucción, el estudio de los materiales así como las huellas marcadas en los útiles originales. La construcción de los barcos se ha realizado siguiendo los métodos originales: la construcción de la quilla y la colocación de las proas, después, se ponen las tablas y los palos del fondo; a continuación, se montan dos tablas y se montan las vigas y los refuerzos; y, por último se incorpora la tabla. El conocimiento y la experiencia ganada en estos proyectos a dado su fruto en la reconstrucción del barco vikingo expuesto en el edificio del museo, el barco Skuldelev 2.


Exterior del taller del museo de los barcos vikingos donde se realizan
los trabajos de reproducción de cara al público.
(fotografía Pilar Pardo)

Este barco, el Skuldelev 2, ha dado una amplia información sobre la construcción naviera con sus 1.800 piezas originales en la que se incluyen la quilla, parte de la popa y el extremo de la tabla del poste así como la parte superior del cañón. El barco esta siendo construido usando los principios de la construcción de la época vikinga. Los materiales empleados son de una alta calidad seleccionando a los que tengan un carácter y propiedad similar al original. Se está realizando, como el original, con madera fresca, Dicha madera procede del área de Dublín donde el barco era originario y donde se construyó aunque no ha sido posible encontrar la cantidad necesaria. Para su construcción se necesita un total de 150 m2 de madera y 400 kg. de hierro puro (30 toneladas corresponden al mineral de hierro de pantano). Se necesita 300 metros de crin de caballo y cáñamo para la fabricación de cuerdas y 118 m2 para la realización de la gran vela.

Por otro lado, los útiles empleados en la construcción del barco son fieles copias de los empleados por los vikingos realizados en los talleres del museo: hachas, cuñas, rascadores, cepillos, cinceles, cuchillos, brocas de cucharas, martillos, perfiles de hierro, etc... Dichos útiles están basados en las trazas que han dejado marcados en los barcos originales, en los hallazgos arqueológicos, las descripciones y dibujos de la época vikinga.

El propósito de la reconstrucción del barco de guerra Skuldelev 2 -tipo occean- es sacar provecho de los resultados que deben:
- contribuir al entendimiento de la cultura histórica del periodo vikingo, especialmente la cultura marítima;
- verificar y desarrollar el trabajo de la reconstrucción de los barcos arqueológicos recuperados;
- contribuir al conocimiento de los materiales, trabajar las técnicas y diseños principales beneficiándose de los artesanos y otros profesionales que trabajen en este proyecto.

Gracias a la donación de la Fundación TUBORG –10 millones de coronas danesas- y la CARLSBERG BEQUIET en memoria de Brewer J. C. Jacobsen el museo puede construir esta replica de un barco de guerra del periodo vikingo en el astillero del propio museo, al aire libre, en el periodo comprendido entre el año 2000 finalizando en mayo del 2.004. En el 2.007, la reconstrucción del Skuldelev 2 deberá dejar Roskilde y navegar a Dublín donde el barco original fue construido en 1.042. El objetivo es probar y documentar las condiciones de navegación y maniobralividad del barco en un mar abierto y en aguas costeras. Al mismo tiempo, se investiga la organización, la destreza y las necesarias medidas prácticas para la función del barco y la tripulación durante el remo bajo la navegación.

El público puede observar como se hace la reconstrucción y seguir su progreso día a día así como los ver los materiales e instrumentos con los cuales se trabaja y preguntar a los artesanos cuantas dudas les puedan surgir sobre dicho barco. Al término de la construcción el barco será botado en aguas danesas e irá hacia el mar del Norte.

A través de los nuevos hallazgos arqueológicos, de los barcos vikingos, y de los estudios etnológicos de toda la zona nórdica, especialmente de la parte norte y oeste de Noruega se documenta: la madera, los colorantes, los remaches de hierro, la brea, las cuerdas y la vela. Dichos hallazgos contienen una riqueza de información del modo en que la madera fue tratada y empleada así como su cualidad, por ejemplo, las marcas en las hachas revelan que tipo de ellas se emplearon y de que manera fueron empleadas o si fueron las muescas hechas por el filo del hacha y, es posible, también, determinar en que partes del barco se trabajó. La dirección de las fibras de la madera muestra que partes del árbol se emplearon para la construcción del barco. En la reconstrucción del barco Skuldelev 2 se ha seleccionado cuidadosamente la madera para diferenciarla del original.

Los barcos vikingos se construyeron con madera fresca con un diseño flexible y ligero lo que suponía un requisito indispensable para la calidad del material. Como principio básico, la estructura natural de la madera es utilizada para conseguir elementos que sean ligeros, flexibles y manejables. Para obtener la madera del árbol se tarda 4 ½ en limpiarlo y se forma una tabla. En total se emplean 14 arboles de roble que proporcionan 90 tablas para construir un gran barco.

Los barcos fueron diseñados para manifestar su poder y riqueza. Esto fue subrayado por el empleo de colorantes. Los pigmentos empleados fueron, a menudo, adquiridos de distintas tierras y eran extremadamente preciosas por ejemplo, el amarillo venía de Oriente Medio o el rojo cinabrio de los países del Mediterráneo. Los pigmentos fueron cambiados por semillas de aceite de lino, cerveza o mantequilla. En el barco Skuldelev 2 no se encontraron restos de pigmentos y se han inspirado para su reproducción en los tapices Bayeux.

Los remaches de hierro fueron empleados por los herreros para la unión de las tablas de los barcos. Para ello se necesitaron más de 400 kg de hierro puro. En la época vikinga más de 30 toneladas de mineral de hierro fue empleado en las herrerías.
Hay que señalar que los barcos vikingos fueron tratados con brea de la resina de los árboles. Se necesitaban 600 litros para un barco grande. Una película muestra como actualmente se quema la brea en Finlandia. La pira contiene 60 m3 de liquido cuidadosamente apilado con las raíces de pino. Durante cuatro días se está quemando y se producen cerca de 2.000 litros de brea. En la antigüedad, las raíces eran extraídas con la mano y un total de 3.000 a 4.000 horas el hombre requería para producir 1.000 litros de brea.

Para el aparejo del barco Skuldelev 2 se requiere cerca de 1.400 metros de cuerdas tejidas a mano para fijar la corteza corriente y más de 600 metros de cuerda de pelo de caballo para las láminas y la cuerda rígida. Además, se necesita la cuerda sobrante. La cuerda esta realizada por un cordelero quien necesita 5.450 horas para su trabajo empleando 387 kilos de cuerda preparada –correspondiendo a aproximadamente 4.500 metros de largo de ramas tan finas como un brazo- y 174 kilos de crin de caballo - correspondiendo a aproximadamente 600 rabos caballos -.También se empleo cuerda realizada de pelos de morsa. Las velas realizadas para la replica del Roar Ege son de tela de lana hecha a mano.
El barco Skuldelev 2 tenía una vela cuadrada tejida de lana o lino de cerca de 120m2. Para su hilado y tejido de la vela se requiere una mano de obra que conozca las propiedades de dicho material, su tratamiento y uso. El trabajo fue probablemente realizado por en las granjas vecinas y la finalización de la tela entregada al velero quien entonces cosía y daba forma a la vela.

Por otro lado, se han realizado las reconstrucciones de otros barcos vikingos y las replicas de botes nórdicos cuya gran colección se halla amarrada en los muelles del museo y estos no son de demostración por el público sino solamente para contemplarlos.

La gran colección de barcos que reúne el museo del barco vikingo contiene las siguientes categorías: las reconstrucciones de los barcos vikingos – Roar Ege, Helge Ask, Kraka Fyr, Ottar, Skuldelev 2, Estrid y Joanna-; los botes tradicionales nórdicos – botes Faeroese, Áttamannafar de Koltri, de Fugloy y de Svinoy así como el construido en el museo del barco vikingo, Seksæring de Eidi-; los botes nórdicos –Åfjord de Trondelag, Storottring de Nordland, Oselver færing de hardanger, Oselver tolværing de Os, Sekskeliping de Sunnfjord y el Pram-dinghy del fiordo de Oslo; otros botes tales como los botes suecos, los botes finlandeses los botes daneses y los botes etnográficos.

Los botes etnográficos que se muestran en el museo desde 1.980 son de diferentes partes del mundo y han sido realizados por expertos de los diferentes países a los cuales se les ha invitado al museo a participar en su construcción además de mostrar sus habilidades en la construcción de los mismos y su artesanía marina. El propósito de estas visitas es para demostrar y documentar la existencia más antigua de las tradiciones de la construcción de los barcos que pueden ser documentados en otras culturas aunque, en algunos casos, hallan desaparecido. El museo ha logrado conseguir reunir a las gentes que todavía construyen dichos botes usando los materiales primigenios, tales como: la piel, la corteza de los arboles y los juncos. La idea es presentar la construcción original de los barcos en el museo, de tal manera que los visitantes puedan estar al lado del constructor, experimentando la artesanía, mientras que los investigadores están en los talleres del museo documentando el tratamiento del material. A continuación señalaremos algunos de ellos que son interesantes por su procedencia y construcción.

El bote Umiaq encontrado en Peary Land y datado en el siglo XV. Está construido con piel de Groenlandia y mide 11 metros de largo. Fue construido en el museo por tres hombres y cuatro mujeres de Nanortalik, en el sur de Groenlandia. Al finalizar su construcción el Umiaq fue donado al museo de Nanortalik y en el museo de barcos vikingos de Roskilde se haya una replica del mismo.

Igualmente, en 1991, las gentes de Nanortalik construyeron dos botes Kayak: uno de tipo tradicional Kayak cubierto de piel; y, otro moderno Kayak deportivo.
La canoa Tjiman, de Canada, está hecha de corteza de abedul. En 1.981, los indios Algonquin Hay y William Commanda de la reserva de Maninaki, en Quebec, construyeron una gran canoa de 4, 7 metros de largo. Los materiales empleados fueron arboles de: fresno, thuja, hop, haya y raíces de picea y corteza de abedul. Los útiles empleados fueron únicamente la lezna y el indispensable cuchillo curvo indio.
La canoa de Borneo denominada Salui fue realizada en 1.986 por Kojan Kavang y su familia de Punanbah quien construyó dicha nave de 7, 7 metros de longitud. Los materiales empleados fueron un tronco rajado de un árbol ligero meranti, tiras de la palma rotan para coser y harina de un tipo de palma de sogo para encolar.

En 1.990 se construyó un bote de junco de Bolivia denominado Yampu. Paulino Esteban y dos de sus hijos construyeron dos botes en el museo de barcos vikingos de Roskilde. El gran bote de 5, 75 metros de longitud se armo con un mástil y una vela de 2, 5 metros de ancho. Los botes fueron construidos con juntos totora y con un trenzado de hierba para atarlos usando cuchillos, piedras rodadas y ganchos para estirar las ataduras.
La canoa de guerra Tomoko de las islas Salomón, Malasia, fue realizada en 1.993 por cuatro pescadores de dicha isla. El costado estaba realizado con tablas cosidas y atadas a la estructura de la canoa. Con el mismo método que este tipo de barco fue construido, en el año 300 B. C el bote danés Hjortspring.

Por último, en el año 2.000 se han comprado dos botes Jukung de Borneo: uno de ellos es el llamado Bakal Junkung, una canoa de madera hirang; y, el otro, es una canoa pequeña Jukung Patai para la pesca construida con madera de cagal.

 

Conclusión.
A través del recorrido por el museo de los barcos vikingos se observa que es uno de los museos europeos más vivos con una muy alta participación tanto de los propios investigadores como del público en general. El público se involucra en conocer las técnicas de navegación de los antiguos barcos vikingos después de realizar la visita a los cinco barcos originales que se exhiben en una de las salas del museo y de conocer la cultura vikinga a través de los paneles expositivos y las películas que se exhiben. Igualmente, el visitante puede participar y navegar en un barco vikingo durante una hora o realizar una travesía por la tarde. Es interesante, también, señalar la labor investigadora que intentan realizar con la reproducción de algunas naves vikingas con la ayuda de artesanos que conocen las técnicas náuticas así como la reproducción de las maderas, las velas y aparejos de dichos barcos; y, por otro lado, el afán por conocer las técnicas de navegación de otras culturas por lo que invitan a otros artesanos de otros países a que participen con los de este museo en la reproducción de sus naves antiguas. Otro aspecto interesante es que los barcos se botan para comprobar su posible navegabilidad por tierras danesas con los remos y las velas.



Bibliografía.
-Vinner, Max., Viking ship museum. Boats. Roskilde Amtsmuseumsråd, Dinamarca, 2002.
-Damgård Sorensen, Tinna., La sala de barcos vikingos en Roskilde. Dinamarca, 1995.
-The viking ship museum in Roskilde. The extensión of the museum for the viking ship finds in Roskilde Fiord, Dinamarca, 2000.

Ficha Técnica.
Museo del barco vikingo en Roskilde.
Strandengen P. O. Boks 298. Vindeboder 12. DK – 4000 Dinamarca.
Tfno: + 45 46 30 02 00.
Fax: + 45 46 32 21 15.
Página web: www.vikingeskibsmuseet.dk
e-mail: museum@vikingeskibsmuseet.dk
Horario: Mayo- Septiembre: 10. 00 a 17.00 horas. Octubre – Abril: 10:00 a 16: 00 horas.
Precios:.
Precios DKK (Coronas Danesas) VeranoMayo - Septiembre Invierno Octubre –Abril
niños hasta los 6 años la entrada es gratisAdultosNiños (6-15 años) y estudiantesJubiladosTicket familiar(máximo 2 adultos + niños 6-15 años) 60 DKK35 DKK35 DKK140 DKK 45 DKK28 DKK28 DKK100 DKK
Grupos (mínimo 15 personas)AdultosNiños y estudiantesJubilados 50 DKK25 DKK25 DKK 35 DKK20 DKK20 DKK




Volver a guías culturales ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online