Exposiciones

Otl Aicher. Metro Bilbao. Arquitectura y paisaje

Otl Aicher

Con ocasión de la celebración de los 25 años de Metro Bilbao, el museo ha presentado este mes de noviembre, la primera gran retrospectiva internacional dedicada a Otl Aicher (Ulm, 1922–Gunzburgo, 1991), uno de los diseñadores más influyentes del siglo XX. Para ello se han reunido más de doscientas obras y objetos provenientes del HfG-Archiv Ulm (Archivo de la Escuela Superior de Diseño de Ulm), (Alemania).

A la presentación han asistido: Bingen Zupiria, portavoz y consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco y presidente de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao; Unai Rementeria, Diputado General y presidente de Metro Bilbao; Eneko Arruebarrena, director de Metro Bilbao; Gillermo Zuaznabar, comisario de la exposición e investigador y profesor del área de Teoría del Arte y de la Arquitectura de la Universitat Rovira i Virgili (Tarragona); y Miguel Zugaza, director del museo.

El museo presenta la primera gran retrospectiva internacional dedicada al diseñador gráfico alemán Otl Aicher, con más de doscientas obras y objetos provenientes del HfG-Archiv Ulm (Archivo de la Escuela Superior de Diseño de Ulm) (Alemania). Destacan 80 dibujos inéditos de su proyecto para Metro Bilbao, así como una docena de dibujos y fotografías procedentes del archivo de la Norman Foster Foundation, producto de los encuentros entre Foster y Aicher.

Se trata también de la primera vez que el museo presenta una exposición monográfica sobre diseño, iniciativa que se enmarca en el 25 aniversario –el 11 de noviembre– de Metro Bilbao, miembro de su Patronato desde 2001. Metro Bilbao es uno de los proyectos fundamentales de la trayectoria de Aicher, que el museo quiere ahora reivindicar como ejemplo paradigmático de diseño capaz de cambiar la ciudad –en este caso, desde el subsuelo– y la manera de percibirla de sus habitantes.

La muestra, un hito entre las exposiciones sobre diseño gráfico, incluye asimismo otros trabajos célebres de Aicher, como los de Braun, las Olimpiadas de Múnich ’72, Bulthaup o Isny Allgäu, además de materiales inéditos de sus proyectos de arquitectura para Rotis, un antiguo complejo agrícola que convirtió en lugar de residencia y trabajo.

OTL AICHERAicher es heredero de la tradición del diseño gráfico centroeuropeo que emplea retículas para estructurar el espacio, sistema que aplicó con libertad subvirtiendo el orden geométrico cuando la composición lo precisaba para generar un diseño estructurado, pero visualmente activo. La combinación entre rigor y libertad, junto a un desarrollo intelectual alentado por el tejido de relaciones que desde la escuela de Ulm estableció con intelectuales como Josef Albers o Alexander Kluge, le convierten en un diseñador excepcional.

A partir de los años ochenta Aicher trabajó en publicaciones sobre su obra con Norman Foster, quien le consideraba “una figura legendaria en el mundo del diseño”. Fruto de esta relación, hacia 1988-1989 se le encomendó la imagen corporativa de Metro Bilbao. El proyecto nace de la mano de la arquitectura, y tanto la ciudad como las investigaciones sobre la cultura y el paisaje de Euskadi son los elementos que definieron su sistema de comunicación. Junto a las desarrolladas para Múnich ’72 y Bulthaup, esta es una obra central en la trayectoria de Aicher.

La exposición ha contado con el comisariado de Gillermo Zuaznabar, investigador y profesor del área de Teoría del Arte y de la Arquitectura de la Universitat Rovira i Virgili (Tarragona). Ha estado, además, a cargo de la edición del catálogo –editado en euskera, castellano e inglés–, que constituye una valiosa aportación sobre la figura de Otl Aicher y sobre el diseño gráfico europeo.

Otl Aicher (1922-1991).

Aicher es el diseñador europeo más determinante de la segunda mitad del siglo XX. Junto a su esposa Inge Scholl y al artista y arquitecto Max Bill, funda en 1953 la Hochschule für Gestaltung Ulm (HfG, Escuela Superior de Diseño de Ulm), institución que dirige con Tomás Maldonado y Hans Gugelot entre 1956 y 1958, y en solitario de 1962 a 1964. Tanto la HfG Ulm como la Ulmer Volkshochschule (Universidad Popular de Ulm), fundada también por los Aicher-Scholl en 1946, nacen como acción cultural para reparar los daños causados por los regímenes nazis en la ciudadanía alemana y europea.

Otl Aicher. Metro Bilbao. Arquitectura y paisaje muestra por primera vez una parte importante de los dibujos inéditos que Otl Aicher elaboró en el proceso de configuración de la imagen del metro. Tanto la infraestructura pensada por Norman Foster como la identidad corporativa diseñada por Aicher son un ejemplo modélico de colaboración entre el diseño, el urbanismo y la arquitectura. Aicher concibe el diseño como medio de transformación económica y cultural de la sociedad. Junto al de Metro Bilbao, se presentan otros proyectos en los que paisajes y arquitecturas son sujetos de su trabajo. Celebramos el 25º aniversario de Metro Bilbao reconociendo la transformación de la ciudad proyectada por el diseñador alemán en 1988.

Itinerario expositivo.

Gehen in der Wüste (Caminando en el desierto).

Gehen in der Wüste (1986) relata el viaje a pie de Otl Aicher por el Sáhara. Las fotografías que acompañan sus textos revelan paisajes de tal belleza que puede intuirse que las experiencias vividas en el viaje debieron de constituir para Aicher una experiencia «total». En una conferencia impartida en 2012, Yves Zimmermann aclaraba que el texto evidencia que la relación que tiene con el entorno es tan intensa que no puede dejar de pensar en aquello que en cada situación resulta necesario: los zapatos, la ropa, los materiales, la protección, la comida, la bebida. Aicher somete a riguroso examen todo lo que lleva puesto o tiene en la mochila, pues de la bondad y eficacia de cada objeto, utensilio o ropa puede incluso depender su vida.

Guillermo de Ockham.

Junto al catedrático Wilhelm Vossenkuhl, en 1986 Aicher elabora un proyecto singular: una exposición sobre Guillermo de Ockham. Según Aicher, Ockham es uno de los primeros pensadores y diseñadores de la ciencia moderna; con él, el pensamiento «abandonó lo abstracto y se orientó a lo concreto». Según explica Neus Moyano en el catálogo de la exposición, Aicher se inspira en la pintura medieval y en la arquitectura gótica. Cada panel repite un mismo orden estructural y semántico: cuatro bandas que ordenan la narración. La axonometría y la isometría son utilizadas en la representación de ciudades y paisajes desde el aire, recurso que también emplea en el proyecto de Metro Bilbao.

Braun.

En agosto de 1960 Otl Aicher diseña un sistema de construcción industrializada. El documento se compone de 91 láminas que se ilustran con dibujos a mano alzada y textos mecanografiados sobre papel vegetal. Aunque se trata de un ejercicio personal, el detalle con el que está elaborado permite valorar su construcción. El sistema lo realiza a partir de los pabellones para Braun que proyecta junto a Hans Gugelot en 1955 para recintos feriales bajo cubierta –en exposición– y en 1959 para exteriores. Muy probablemente, Aicher lo desarrolla para ofrecérselo a la compañía Braun, que entonces consideraba la construcción de un barrio para sus empleados en Frankfurt, Roter-Hang- Siedlung.

Rotis.

Tras el cierre de la HfG Ulm en 1968 y el previsible final de los trabajos para los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, en 1970 Otl Aicher busca un nuevo lugar para establecer su residencia familiar y su lugar de trabajo. El molino de Rotis con sus múltiples usos es para el diseñador el paradigma de su concepción de la compañía del futuro. Emprende la idea de reunir allí profesionales de distintas disciplinas del ámbito de la comunicación visual. En Rotis, Aicher remodela el molino y los establos (1972), y proyecta seis nuevas construcciones de aspecto industrial: su propio estudio y el estudio de fotografía (1972), la planta energética (1973), el garaje (1978), la pequeña cabaña como estudio de escultura (1985) y un estudio (1976) que no construye y queda como proyecto.

Rotis es también el nombre de la tipografía diseñada por Aicher en 1988 a partir del nuevo diseño corporativo de ERCO. Con ella trata de generar un puente entre las familias de grotescas y romanas. Así, la tipografía desarrolla dos estilos intermedios: semi-grotesca y semi-romana. Para Metro Bilbao emplea una Rotis semi-grotesca de 65 (media negrilla) o de 55 (normal).

Isny Ällgau.

En 1979 Otl Aicher recibe el encargo de diseñar materiales de promoción para la oficina de turismo de la región de Ällgau a la que pertenece Rotis. Prepara un álbum con 80 dibujos en blanco y negro realizados en diferentes excursiones por el entorno. La serie se compone de esquemas de gente, animales, plantas, edificios y paisajes. La promoción turística a través de gráficos en blanco y negro evidencia la radicalidad de Aicher, pero demuestra ser un sistema eficaz, ya que los dibujos recogen nítidamente el paisaje y la cultura de Ällgau. La reducción de los dibujos a lo esencial permite utilizarlos en diversos formatos y a lo largo de diferentes décadas. El blanco y negro de las superficies limpias invita a imaginar los colores de los paisajes y objetos, generando una fuerte impresión en la retina y en la memoria.

Metro Bilbao.

En marzo de 1988 Norman Foster gana el concurso para construir el metro de Bilbao. Aunque en los paneles de la propuesta ya aparece la señal del metro, una vez adjudicado el concurso,

Otl Aicher elabora en otoño del mismo año un «estudio complementario» para definir su diseño. Lo componen unas doscientas láminas que analizan gráficamente la historia, la heráldica, la cultura y las formas del área metropolitana de Bilbao, así como diferentes reflexiones manuscritas. Para la exposición de este trabajo inédito, hemos seleccionado 59 láminas ordenadas en cuatro grupos.

Además de su excepcional calidad gráfica, el estudio es un buen ejemplo del método de trabajo del diseñador, quien, para definir una señalética y un sistema de información para el metro, realiza una diagnosis transmisible de la economía, la sociedad y la cultura de la ciudad en la cual su trabajo actuará. Este proceso lo elabora sobre la clara conciencia de las repercusiones económicas, sociales y culturales que tendrá el diseño final.

Lufthansa.

En 1962 la compañía de aviación civil contrata al grupo de desarrollo E5 de la HfG Ulm, dirigido por Otl Aicher y Hans Gugelot, para renovar su imagen corporativa. El proyecto configura todos los elementos significantes de Lufthansa: logotipos, señalética, papelería, billetera, vajilla, uniformes… Entre 1974 y 1984 la oficina de Aicher, ya en Rotis, diseña también las publicaciones y carteles promocionales de la empresa. Fruto de esa colaboración es el catálogo Im flug über Europa (Volando sobre Europa). La publicación se compone de fotografías a vista de pájaro de ciudades y paisajes que celebran la historia y la cultura del continente. La fotografía aérea es un recurso que Aicher empleará también en el proyecto de Metro Bilbao (1988), tanto para representar como para analizar la vieja ciudad.

Juegos Olímpicos de Múnich 1972.

En 1967 Otl Aicher gana el concurso para diseñar el sistema de comunicación de los Juegos Olímpicos de Múnich. Tanto el comité organizador como el propio diseñador tienen como objetivo ofrecer una nueva imagen de Alemania occidental. El colorido festivo sobre figuras de gran dinamismo que evitan las verticales y las horizontales, con fotografías de líneas “sucias” curvas y direcciones oblicuas, se emplea para trasladar una imagen viva del evento y del país. Los colores se toman del símbolo olímpico, pero Aicher evita la utilización del rojo y del negro, que, junto al blanco y el dorado, constituyeron la gama dominante de la sociedad alemana de los años treinta y cuarenta, así como de los juegos de Berlín de 1936.

ERCO.

Por encargo de ERCO, entre 1975 y 1978, Otl Aicher desarrolla el sistema de pictogramas diseñado para las Olimpiadas de Múnich 1972 para convertirlo en un sistema de comunicación para edificios y espacios públicos que la compañía aún comercializa. Los pictogramas de Múnich fueron elaborados en 1967 a partir del trabajo que Matsuri Katsumi había realizado para las Olimpiadas de Tokio 1964. Katsumi y Aicher son, a su vez, deudores del Wiener Methode der Bildstatistik (1925-1934) (Método vienés de estadística visual) de Otto Neurath, Marie Reidemeister y Gerd Arntz. Este sistema fue pensado para trasladar datos y conceptos complejos de la economía y la sociología a las clases populares, con figuras denominadas Isotype, a medio camino entre el signo y la representación.

Bulthaup.

A principios de los ochenta un fabricante de cocinas se acerca a Rotis para encargar a Otl Aicher la imagen corporativa de su pequeña empresa. Antes de comenzar a diseñar, Aicher propone realizar una investigación sobre lo que es una cocina. El objetivo es entender cómo debe ser la nueva cocina de la segunda mitad del siglo XX. Dibuja cocinas de campo, medievales, de restaurantes burgueses de la grande cuisine, la cocina de Frankfurt de Ernst May, así como objetos y tejidos que las equipan. Las hoy célebres cocinas Bulthaup son fruto de esta investigación recogida en el libro Die Küche zum Kochen: Das Ende einer Architekturdoktrin (1982) (La cocina para cocinar: el final de una doctrina arquitectónica).

Activismo.

Tanto la HfG Ulm (Escuela Superior de Diseño de Ulm) como la Ulmer Volkshochschule (Universidad Popular de Ulm) nacen como acción educativa y cultural para combatir los daños ocasionados en la sociedad alemana y europea por los regímenes nazis. Otl Aicher entiende el diseño como herramienta de transformación económica y cultural de la sociedad. Desarrolla una moral del diseño que traslada también a su compromiso político, apoyando al partido socialdemócrata alemán y en diferentes acciones en favor de la ecología y la no agresión.

Sophie y Hans Scholl.

El 22 de febrero de 1943 los hermanos Hans y Sophie Scholl, junto a Christoph Probst, son condenados a guillotina por alta traición a la patria en un juicio sumarísimo. Su delito, combatir toda la potencia del Tercer Reich con sus manos desnudas y un ciclostil, reproduciendo y distribuyendo proclamas contra Hitler y sus guerras. Los Scholl y Probst integraban el grupo de resistencia Die Weiße Rose [La rosa blanca], formado en la Universidad de Múnich en 1942.

Inge Scholl y Otl Aicher buscan el modo de honrar la memoria de los hermanos y compañeros asesinados entendiendo que no hay “monumento” más eficaz que la educación de los vecinos que han crecido bajo la ideología nazi y que, en buena medida, han sido cómplices del acoso y de las ejecuciones. Así, en 1946 fundan la Ulmer Volkshochschule y en 1951 la Hochschule für Gestaltung Ulm.

En 1985 Otl Aicher se construye en Rotis una pequeña cabaña algo separada del recinto de los estudios y de su casa donde clandestinamente retoma la práctica de la escultura que había abandonado en 1946. Allí modela los bustos de Sophie y Hans Scholl el 26 de agosto de 1991, pocos días antes de su muerte.

05 noviembre 2020–28 febrero 2021 Sala BBK

Conferencias online.

Gillermo Zuaznabar, comisario de la exposición, explicará en dos conferencias distintos aspectos del trabajo de Otl Aicher.

La conferencia “otl aicher: was ist bilbao? proyecto metro bilbao” presentará el estudio complementario que Aicher realizó entre 1988 y 1991, donde pueden apreciarse tanto su visión de la ciudad como las soluciones que propone.

Por otro lado, “otl aicher: mundo, vida y diseño” expondrá la moral del diseño desarrollada por Aicher, fruto de su compromiso social. A través de su oficio, el diseñador ayudó a transformar la vida de sus vecinos, de los usuarios de sus diseños y de la sociedad alemana. La conferencia ilustra este aspecto determinante de la trayectoria profesional y vital de Aicher.

En el canal de YouTube desde el 4 y el 11 d diciembre, respectivamente

Más información:

Web: https://www.museobilbao.com/

Publicaciones relacionadas

Seguimiento
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios